Cosmobelleza 2009

Ayer hice una pequeña escapada a la Feria del Comobelleza, que como cada año, se celebra en Barcelona.
A primera hora de la mañana quedamos varias chicas de MacCounter: Adegea y una compañera suya de trabajo, Brownie y dos amigas suyas y MissFleurette con su hermana. Entramos y estuvimos dando una vueltecita por el recinto ferial. No lo vimos todo ni mucho menos, pero lo poco que vimos, la verdad es que resulto un poco decepcionante. Nada que ver la feria de este año, con la de ediciones pasadas.
Pasamos por Cazcarra y estuvimos saludando a María Caro, que hacía mucho tiempo que no nos veíamos y nos estuvo enseñando la nueva colección de primavera. A mi me pareció muy bonita y me cogí las dos sombras minerales de la colección, que salían además, muy bien de precio.
Otra paradita en el stand de Harpo, porque queríamos comprar unas paletas, pero al final nos fuimos de allí un poco enfadadas por el trato recibido. O mejor dicho, porque nos sentimos ignoradas y ni tan siquiera llegaron a atendernos después del tiempo que estuvimos esperando, así que no compramos nada allí.
Hicimos un alto en el camino en varios puestos de pinzas y enseres similares, pero al final, compramos en uno en que la mayoría de productos estaba a 3x2 y salían genial de precio. Yo cogí una "cucharilla" para mis pigmentos. Me pareció de muy buena calidad y aunque no es ese su uso habitual, yo creo que me será muy útil.
Estuvimos mirando en otro puesto en el que había miles y miles de purpurinas y glitters y demás cositas para decorar uñas. Yo allí no compré nada, porque fui incapaz de decidirme, todo era tan bonito...
Parada obligatoria en el super stand de Konad. Yo ya lo conocía, porque tengo el súper maletín profesional y la gran mayoría de las placas, pero aún así, piqué también. Me cogí una placa nueva con diseños de bailarinas. También cogí un sello de los dobles y un esmalte transparente, el protector. Es el mejor esmalte que he probado nunca, permanece en la uña días y días, aunque decores. Me encanta. me cogí el tamaño grande, porque le doy mucho uso.
Otra parada que hicimos, fue en un puesto un tanto vario pinto. Ya el año pasado, había cogido unos glitters allí, y me habían fascinado. Son finísimos y tienen uno colores preciosos. Esta vez había una oferta y con dos glitters, regalaban el fijador y un pincel, así que cogí cuatro tonos preciosos. Uno color fresa, otro un granate vivo, un color champán y uno negro-dorado impresionantemente bonito.
También visita obligada, el stand de Kryolan. Reyes al cargo, como siempre encantadora y dispuesta a un buen consejo. Me llevé un par de cositas, una de ellas un aquacolor en tono oro viejo, que es divino.
Esas fueron todas mis compras. La verdad, que todo lo que cogí me salió muy bien de precio. Sobra decir que fue todo un capricho, porque necesitar no necesitaba nada, pero un día es un día y cosmobelleza sólo una vez al año. Espero que la siguiente edición, esté un poco más animada que esta y que casas como Lamdors, vuelvan a hacer aparición.
Al medio día, había quedado para comer con las chicas y el chico de Estilo y Belleza, fue muy divertido y conocí a varias chicas que no tenía el gusto y me reencontré con varias a quien sí que conocía. Fue un día intenso, pero mereció la pena.

Quizá te interese