Rubor y correcciones del rostro

Según la estructura de cada rostro , habrá zonas que necesitaremos resaltar o disimular, mediante la técnica del CLARO/OSCURO

Para resaltar: ACLARAMOS con un polvo en tono neutro que sea 1 ó 2 tonos más claro que la piel.

Para hundir: OSCURECEMOS con un polvo que sea 2 ó 3 tonos más oscuro que la piel.

¿Dónde aclarar y dónde oscurecer?

Rostro redondo.
El color se utiliza para alargarlo, aplicándolo en forma de triángulo cuyos ángulos son la sien, el lóbulo de la oreja y el centro de la mejilla. Con gestos circulares, colorear
tenuemente el centro de las mejillas y la punta de la barbilla con el tono claro y difuminar bien el oscuro en la mandíbula inferior, las sienes y el nacimiento del pelo ya que al sombrear los lados se reduce ópticamente la redondez de la cara.
Oscurecemos: el hueso del pómulo en diagonal.
Aclaramos: mentón, centro de la frente y sobre los pómulos.
Rubor: se aplica sobre la corrección oscura.




Rostro cuadrado.
Se aplica el color horizontalmente, desde la nariz hasta la oreja, dando un toque claro sobre los pómulos y uno oscuro en la raíz del pelo y sobre los maxilares si éstos son prominentes. Oscurecemos: mandíbulas y costados del nacimiento del pelo.
Rubor: debajo del hueso en forma horizontal.





Rostro alargado.
Extender horizontalmente bajo los ojos, a la altura de las aletas de la nariz y difuminándolo hacia las sienes. Los tonos deben ser discretos y la aplicación ligera y degradada para que el colorete sea apenas perceptible.
Oscurecemos el mentón y el nacimiento del pelo.
Aclaramos: mandíbulas.
Rubor: en el centro de la mejilla.



Rostro ovalado.
Generalmente, no precisa ninguna corrección especial. Se debe delimitar los contornos con el tono oscuro y aplicar el tono claro en el centro de las mejillas para dar aspecto saludable.




Rostro triangular.
Para corregir una frente demasiado ancha aplicar el tono oscuro en el nacimiento del pelo, efectuando movimientos semicirculares con la curva abierta hacia el interior; el tono claro se aplica en lo alto de los pómulos, cerca de los ojos y justo debajo un toque oscuro bien difuminado.

Quizá te interese