La vuelta al cole



Bueno, pues ya ha pasado el  mes de agosto... se acabaron las vacaciones, el "todo vale", los bañadores y las chanclas, el descontrol de horarios, de comidas, de hábitos... 

Y tenemos aquí al mes de septiembre con las enegías renovadas, el control de todo lo controlable, la rutina, las famosa lista de nuevos propósitos...

Septiembre es junto con enero, el mes en que nos prometemos a nosotros mismos  que nuestras vidas van a cambair... septiembre y enero son "el inicio de nuestra nueva vida" ¿no es cierto? Nos apuntamos al gimnasio, nos ponemos a dieta, nos inscribimos a un curso de inglés, hasta en el kiosko nos suscribimos a alguna de esas colecciones que siempre sacan por estas fechas... jajajajajajajajaja. 

En cualquier caso, lo importante es que tengamos una meta. Las metas nos hacen sentir vivos y motivados. Nos incentivan a seguir hacia adelante  y esto siempre es positivo.

Mi meta este verano, era seguir perdiendo peso a pesar de las vacaciones y ¡¡LO CONSEGUÍ!! durante el mes de agosto perdí más de 2 kilos (que debido a la cortisona de las dos ultimas semanas he recuperado con creces, pero no importa, porque sé que puedo volver a perderlos en cuanto deje de medicarme). Por lo tanto, si a pesar de las vacaciones he podido conseguir mi objetivo, ahora que todo vuelve a la "normalidad", mi meta es seguir adelante con mi puesta a punto jajajajajajaja

Y por supuesto, yo también tengo una lista de buenos propósitos para el mes de septiembre... quiero seguir adelgazando de forma saludable, quiero seguir haciendo ejercicio, quiero mantener los buenos hábitos adquiridos y consolidarlos y quiero tener nuevos buenos hábitos y afianzarlos.

Para empezar, la reunion de entulinea a la que voy habitualmente, ha vuelto a abrir sus puertas y ayer Isabel nos hizo una bienvenida muy motivadora. Durante el mes de agosto, no he podido asistir a las reuniones y la verdad es que las echaba mucho de menos. Mi reunión habitual cerraba por vacaciones y en la ciudad en la que veraneo, no hay centro, así que he seguido yo con el plan por mi cuenta y como os decía antes, me ha funcionado. Pero lo cierto, es que las reuniones son un gran pilar y te sientes mucho más motivada y apoyada en tu camino hacia el éxito.

Muchas de vosotras me preguntáis frecuentemente si se puede seguir el plan de entulinea sin asistir a las reuniones semanales y siempre os contesto lo mismo: poderse se puede, pero es perder una oportunidad muy grande que tenemos a nuestro alcance. El asesoramiento personalizado, el encontrarte con gente con tu misma motivación, la monitora siempre dispuesta a echarte un cable, las ideas y recomendaciones de las compañeras de reunión, el tema de la semana, el compromiso contigo misma... no sé... yo creo que es muy importante asistir a las reuniones.

Yo a veces me planteo que esto es como salir a caminar o a correr... Puedes hacerlo con camisa, vaqueros y zapatos, pero sin duda, con unas buenas zapatillas y un chandal, lo harás mucho más cómoda ¿verdad? Llegarás al mismo sitio, pero tu calidad de vida (por decirlo de algún modo) será distinta... pues eso... que ir a la reunión te ofrece esa calidad de vida a la que me refiero.

Claro que si en tu ciudad no hay reuniones puedes seguir igualmente el plan y que te funcionará muy bien, pero si tienes la posibilidad de asistir, hazlo, merece mucho la pena en mi opinión.




Quizá te interese