BB Magic de Stage Line


Hoy vengo a mostraros un producto que llevo ya algunas semanas usando, se trata de una BB Cream. En concreto, de la BB Magic de Stage Line.




¿Qué deciros de ella? Pues que es la primera vez que aplicando un producto de este tipo, he tenido consciencia de por qué se les llama cremas de tratamiento y qué es exactamente lo que las diferencia de las bases de maquillaje convencionales.

Para empezar, cuando abrimos el envase  y sacamos producto, lo que vemos es una crema. Sí, una crema hidratante de las de uso habitual y diario. Una crema con Aloe Vera, Manteca de Carité, Extracto de Avena, Aceite de Argán, FPS 30... indicada para pieles sensibles y expuestas a agresiones externas, libre de aceites y de parabenos... En resumen, una crema hidratante muy completa y muy adecuada a mi tipo de piel y a otras muchas.


El caso, es que si nos fijamos bien en esa pequeña cantidad de crema hidratante que nos hemos aplicado en el dorso de la mano, podemos observar que su  tono, no  es del todo uniforme ¿verdad? Y esto es debido a que contiene unas microcápsulas de pigmentos en suspensión.


Aquí podéis ver perfectamente a lo que me refiero. Se aprecian una serie de minipuntitos por toda la crema. A la vista da sensación de esos peelings mecánicos de textura suave... pero nada más lejos de la realidad.

Si seguimos trabajando el producto, vemos como esas pequeñas capsulitas se rompen y liberan los pigmentos que contienen en su interior.


Y es de este modo, que nuestra crema hidratante se tiñe, literalmente. No se trata de una oxidación del producto, sino de la liberación del color de interior de las particulas en suspensión que lleva la crema.


Así, conforme más trabajamos el producto, más uniforme quedan el color y nuestra piel, que pasa a adquirir un fino velo de color que la hace parecer lisa y unificada. No cubre completamente las discromías y las manchas, porque se trata de una cobertura muy naturl, pero sí que nos deja el cutis liso y con un aspecto sano y luminoso.


Una vez la crema se asienta, pierde ese brillo y queda una piel sublimada y corregida. Sin aspecto de maquillaje pero unificada, luminosa, jugosa... completamente natural y con una agradable sensación de frescor.


 El color se asienta por completo y aguanta perfectamente en nuestro rostro durante horas. Si que es cierto, que al no ser una base de maquillaje, no le podemos pedir que cubra por completo las imperfecciones del rostro, ya que no es esa su función.

Tiene un aroma sutil, femenino, suave... Su envase me ha parecido muy cómodo tanto para tener en casa como para llevarlo en el neceser o en el bolso.

Me gusta mucho su composición y que no contenga parabenos ni aceites. Y su factor de proteción solar es 30, por lo que me parece correcto. No es de los más altos que existen en el mercado, pero lo considero suficiente para un producto facial.

Bebo reconocer que esta BB Cream ha desbancado a otras que tenía en mi lista de favoritas. La veo muy natural y mi piel está notablemente mejorada con su aplicación.


¿Habíais visto alguna vez algo parecido? ¿os ha gustado?



Quizá te interese