Cejas perfectas con Tweezerman

Días atrás, pude asistir a un taller de cejas que organizaba Tweezerman en la tienda Zwilling J.A. Henckels que hay en la Calle del Pino, en Barcelona.





Esta marca neoyorquina llega a España con fuerza y ya son muchas las que se han declarado fans incondicionales de sus míticas pinzas de depilar. Fabricadas una a una a mano, en el mejor acero inoxidable, resistentes, fáciles de usar e increíblemente precisas.



Fabricadas en el mejor acero inoxidable.

Resistentes, duraderas y fáciles de limpiar.

Garantía en calidad, funcionalidad y durabilidad.

Puntas afiladas a mano para asegurar una alineación perfecta y una precisión extrema.

Fabricadas con tres puntos de soldadura en la base (en vez de los dos puntos habituales de las demás marcas), para conseguir una tensión perfecta que se traduce en un mejor agarre del vello gracias a un  equilibrado poder de tiro.

Las hojas tienen una separación de 25º de ángulo, la medida ideal para trabajar el arco de la ceja.

Punta biselada para una mejor adaptación al arco ciliar que facilita la extracción del pelo.

Uno de los extremos de la punta tiene forma puntiaguda, que facilita la extracción del vello más complicado.

Las puntas tienen un ligero escalón en su faceta interior que evita que éstas cedan y se abran durante la depilación.

Las puntas de las pinzas están separadas de los brazos de la misma para un mejor manejo de la herramienta.



Pero vamos a por el taller, que fue práctico y muy especial. Se nos presentaron una a una, las herramientas básicas e imprescindibles para conseguir un buen diseño de cejas y las técnicas para conseguirlo. Mónica nos mostró las claves de diseño, depilación y grooming de cejas.





Es obvio, que no a todo el mundo le favorece el mismo tipo de cejas. Hay varios factores a tener en cuenta como es la forma del rostro, la densidad de la ceja, la separación de los ojos, su forma...

Os dejo unos dibujos orientativos que quizá os puedan resultar útiles si os animáis a cambiar el diseño de vuestras cejas.



Si tu  rostro es redondo, lo ideal para ti son unas cejas ascendentes que te estilicen el
ovalo facial y te den más altura al rostro.





Si tu rostro es cuadrado, el objetivo es romper la monotonía de los rasgos,
levantar la mirada y relajar las mandíbulas excesivamente marcadas. 
Las cejas en triángulo son perfectas.






Si tu rostro es alargado, las cejas rectas y horizontales son las más idóneas para ti, ya
que hacen que la cara se acorte y se vea más ovalada.





Si tu rostro tiene forma de corazón, unas cejas delgadas, cortas, suavemente redondeadas y
un poco depiladas hacia los extremos hacen que a la vista
la frente parezca más corta y la barbilla más estrecha.







Si tu rostro es ovalado, te favorecen todos los tipos de
cejas. ¿Lo mejor? Optar por un ángulo suave.




CORTAR

- Peinar las cejas hacia arriba con el Cepillo en Espiral.

- Utilizar la Tijera Especial Cejas (su diseño está especialmente pensado para apoyarse en esta zona) para cortar el pelo sobrante.

- Realizar la misma acción peinando hacia abajo con el Cepillo y recortando el nuevo sobrante, con cuidado de no excederse.

- Volver a peinar siguiendo la forma natural de las cejas.





DAR FORMA

La forma perfecta se basa en tres puntos:

- Colocar un lápiz junto a la aleta de la nariz como referencia y seguir en línea recta pasando por el lagrimal del ojo hasta el nacimiento de la ceja: de ahí ha de partir la ceja.



- Colocar el lápiz haciendo una línea desde el lateral de la nariz hasta la parte más externa del iris cuando se mira de frente. Ahí debe situarse el punto de inflexión del arco de la ceja.



- Por último, unir con el lápiz el lateral de la nariz con el extremo del ojo para conseguir el punto donde ha de terminar la ceja.





DEPILAR

Agarrar el pelo desde la raíz para evitar roturas.

- Tirar con suavidad en la dirección de crecimiento del vello, no a contrapelo.

- Eliminar los pelitos de uno en uno para poder seguir sin errores el trazado de la ceja.


- En caso de tener pelos muy finos y casi imperceptibles, utilizar la Pinza Point para eliminar los pelos más finitos de encima y entre las cejas.





OTRAS CONSIDERACIONES A TENER EN CUENTA

- Si tienes el rostro pequeño lo mejor será optar por unas cejas finas y poco pobladas que no resten protagonismo a la mirada.

- Los ojos muy juntos también tienen solución. Incidir más en la depilación del entrecejo contribuye a separarlos ópticamente.






Y bueno, una vez en casa, lo que tocaba era poner en práctica todo lo aprendido ¿no es verdad? Así que mi amiga Desiree, me hizo amablemente de conejillo de indias, de modelo y os hicimos unas fotos del proceso.

Preparando las cejas

Con una ceja hecha y otra por hacer y luego el resultado final

Desiree con sus cejas acabaditas ya






El antes y el después ¿qué os parece el resultado?




Y bueno, despues de haberle tirado de los pelos y de habérselos arrancado en el sentido más literal de la palabra, no podía dejarla marchar sin darle un repasillo al pelo con la plancha y un toquecito de maquillaje. Muy natural, que ella no se sabe ver con estridencias. He ahumado ligeramente con el duo Cordura de Nars, porque la sombra más clara del duo, potencia el verde de sus ojos.



Muchas gracias Desiree por ayudarme a hacer este trabajo estando tan liada como estás siempre.


Quizá te interese