Contra pronóstico



Hace días que no os hablo de mi plan de adelgazamiento ni de los resultados, ni de las reuniones ¿Por qué? Pues porque hace semanas que tengo una lesión en la espalda y desde entonces no he podido asistir a ninguna de ellas.

Aunque sigo con mi Plan de entulinea  a rajatabla y con mis días saciantes y contando mis propoints. 

Reconozco, que resulta mucho menos motivador que asisitr a la reunión y compartir las vivencias de la semana con mis compañeras y mi monitora, pero también debo decir, que aún sin ir a las reuniones, puedo llevar el Plan sin problema.

Me puse en contacto con atención al cliente y me dieron la opción de parar mi pase mensual y retomarlo más adelante, así, no seguiría pagando durante las semanas que no pudiese asistir a las reuniones, pero decidí que era mejor seguir adelante para poder disponer de las ayudas web.

En alguna ocasión ya os he hablado de las ayudas web, pero creo que lo que no os he explicado aún es que también existe una aplicación para el teléfono móvil (si el sistema operativo del tuyo es Android, te la puedes descargar gratuitamente), así que nunca te dejan de la mano. De esto os hablo otro día, prometido.

Cuento también con línea directa con mi monitora que me ayuda siempre que lo necesito y que se explica a la perfección cuando tengo una duda.

Cada semana, se publican en la página de entulinea el tema de la semana y otras cosillas de interés, por lo que no dejo de estar al día. Y por supuesto, mis compañeras y mi monitora que me tienen muy mimada y que me llaman y me escriben para darme ánimos.

Sé que he cogido peso,bastante... pero ese peso es irreal, ya que estoy tomando una cantidad de medicación exagerada de forma diaria. Me noto inflada como un globo, pero me anima pensar que estos kilos que han venido, no van a quedarse conmigo... en cuanto pueda volver a la quinta pauta saludable, el ejercicio físico y en cuanto deje de necesitar la medicación, ¡kilo que haya cogido, kilo que va fuera con viento fresco!

Así, que mi propósito para antes de navidad no se verá cumplido en cuanto a la báscula se refiere, pero yo, sigo en mis trece. Mis kilos de más cada vez serán menos y más cobardes, aunque haya piedras en mi camino.



Quizá te interese