Fake Up de Benefit



Desde el pasado mes de diciembre, os estoy guardando un secreto que no os imagináis cómo me ha costado hacerlo. Pero... ahora ya tengo oficialmente el permiso para desvelarlo ji ji ji 

Pues el caso es que desde finales del año pasado, vengo utilizando un nuevo producto de Benefit que en España se pone a la venta el día 1 de marzo.

Se  trata de un corrector  para la zona de las ojeras y bueno, lo que os pueda contar de él se queda corto... porque es un corrector sensacional.



La presentación del producto a las bloggers de Barcelona, vino de la mano de Annie y Maggie Ford Danielson, hijas y sobrinas de las creadoras de la firma. ¿Quienes mejor que ellas pueden conocer los productos? Pues bien, las guapisimas y altísimas hermanas, se dedican a viajar a traves de todo el mundo, para conocer de primera mano, la opinión sobre los productos directamente desde las usuarias de ellos.



Enfundadas en sus uniformes de detectives, nos invitaron a recorren el Sephora del Triangle enbusca de pistas para averiguar quien de las sospechosas les había "robado" el nuevo producto: Fake Up.



Y así fue, como en un divertido juego de pistas, fuimos recorriendo los distintos puntos del stand en busca de nuevas pistas que nos llevasen a saber quien hizo desaparecer el tan preciado corrector...


Cualquiera pudo haber sido quien se llevo el tan buscado corrector y es que, Fake Up, gusta a todo tipo de mujeres por su formato, sus ingredientes, su hidratación, su cobertura...


Como os decía, se trata de un corrector muy adaptable a todo tipo de usuarias. En mi caso, estoy utilizando el tono 02 Medium, pero existe también en un tono má claro y también más oscuro.


Me encanta su envase, como todos los productos de Benefit, está muy bien elegido y con un gusto exquisito. Por otro lado, aunque nunca me habían hecho tilin los correctores en stick porque suelen ser pesado y densos, difíciles de trabajar, excesivamente cubrientes y con facilidad para acumularse en las arruguitas de expresión, debo reconocer que en esta ocasión, se ha roto la creencia. Fake up consta de dos fases, una de ellas es la que confiere color y correción, y la otra es la que le da la textura suave, la hidratación y la facilidad para trabajarlo sobre la delicada zona de las ojeras. El resultado de ambas fases es un corrector que se adapata muy bien a las necesidades de esta zona tan sumamente delicada.




Además, de ser un produto fantástico, es ideal para transportarlo en el neceser, para guardarlo entre tus potis, para lucirlo con las amigas... es ¡simplemente genial!




Quizá te interese