CND primavera-verano 2013



Hoy os traigo  los nuevos tonos de esmaltes semipermanentes de CND, los Shellac, conocidos por todos por su durabilidad y su amplia gama.

En esta temporada, salen cinco nuevos tonos, de diferentes coberturas y acabados, perfectamente combinables entre ellos y en unos tonos pastel preciosos.



Como ya sabéis, los esmaltes semipermanentes de Shellac, una vez aplicados duran intactos mínimo 15 días, aunque según el ritmo de crecimiento de nuestras uñas, podemos alargar la manicura hasta tres semanas.

Si bien esto es lo normal, en algunas personas (como es mi caso) las manicuras se desprenden misteriosamente. Bueno, no misteriosamente, según me explicó Ana Frigols, directora técnica de CND, se debe a que la estructura de nuestra uña es difícil, o tenemos las uñas demasiado cortitas y no se pueden hacer bien los sellados, o como en mi caso, mi uña natural siempre está muy brillante (la capa de grasita la recubre siempre y hace que se adhieran mal los esmaltes).

Pues el caso es que para personas con mi tipo de uñas el nuevo gel Brisa Lite, supone otra gran revolución que viene de la mano de CND.

Brisa Lite es un gel que se aplica sobre la uña natural sin necidad de limarla previamente, cosa que me encanta, porque siempre será mucho menos agresiva su aplicación que la de los geles convencionales.

Por otro lado, se retira de la uña también sin necesidad de limado. Otro punto en su favor.

En mi caso, la técnica de CND, me hizo una construcción sobre mi uña natural previamente desengrasada con un producto adecuado y tras construir, aplicó color con un esmalte semipermanente de la nueva colección Shellac y selló el color con el brillo de acabado. Como yo no quería alargar mis uñas, utilizó el sistema smoothing, pero si hubiese querido una uña esculpida más larga que la mía natural, habría utilizado el sistema sculpting gel, ambos se pueden dejar en su color natural o esmaltar luego encima con el Shellac.


Esta mi manicura recién acabada, en unos días, os sacaré fotos de la evolución para que veáis como va reaccionando y cómo quedan las uñas con el paso de los días. Ya véis que el resultado es muy natural incluso para ser una uña construida, no un simple esmaltado... a mi me ha encantado el trabajo y a pesar de los días que llevo con ello puesto, mis uñas están geniales.



Aquí os dejo el paso a paso de cómo aplicar y cómo retirar cada uno de los sistemas que os he mencionado, en combinación con un esmaltado semipermanente.








Y algo que también encuentro positivo, es que este tipo de manicuras no te obligan a atarte a ellas, ya que tú misma puedes retirarlas en casa y decidir cuando volver nuevamente al salón. Aunque francamente, con lo bonitas que quedan, no se hace dificil tener ganas de volver y seguir luciendo unas manos preciosas con una manicura impoluta.






Quizá te interese