Maquillaje años 40



Hoy vamos a reproducir un maquillaje de caracterización el estilo de los años 40. Para entender este concepto, vamos a adentrarnos un poco en la sociedad de la época.

Los años 40 llegaron de la mano de la II Guerra Mundial, en la que se vieron implicadas la mayor parte de las naciones del mundo. Hubo más de cien millones de soldados movilizados, y esto, como no podía ser de otro modo, marcó muchísimo la sociedad de entonces.

Se produjo una gran recesión económica y hubo que reestablecer nuevas escalas de valores y priorizar gastos en pro de la subsistencia de las familias. Por tanto, como es lógico, la fabricación de productos cosméticos y maquillajes quedó delegada. Los perfumes, desaparecieron del mercado.


Escaseaban las materias primas y su calidad era inferior. Durante el periodo de guerra los tejidos  se volvieron pobres. Se impusieron los trajes de chaqueta sobrios, oscuros, tristes y con el mínimo de tela. Colores oscuros y austeros. Se acortaron las faldas hasta justo por debajo de las rodillas y se estrecharon hasta convertirse en faldas de tubo o tipo lápiz. Guantes, cinturones, sombreros minimalistas, pañuelos en la cabeza y chaquetas con hombreras conferían elegancia a la indumentaria femenina. 



La aparición de las medias de nylon fue un gran avance con respecto a las clásicas medias de seda, porque resultaban mucho más económicas que éstas. Las mujeres que habían comenzado a maquillarse las piernas para verselas bronceadas y así evitar el uso de las medias de seda que eran muy caras vieron en el nylon la solución a su problema.

Eran muchas las mujeres que empezaron a confeccionar su propia ropa con retales viejos (cortinas, sábanas, colchas...) y los niños, heredaban la ropa de sus hermanos mayores.

Los primeros bikinis nacieron en los años 40

En lo que respecta al cabello, los recogidos altos y los tupes causaron furor, ya que muy pocas mujeres se podían permitir ir a la peluquería. Las melenas, cuando iban sueltas, se solían peinar con la raya al lado y ligeramente onduladas. Se usaban muchos las pañoletas en la cabeza para ocltar los cabellos desaliñados y descuidados.

La autoestima de las mujeres de la época se vió muy afectada porque perdían a sus maridos, no disponían de dinero para dar de comer a sus hijos y se veían cansadas, ojerosas, con el cabello desaliñado y a pesar de la gran crisis económica, en Estados Unidos se hizo lo imposible para retomar la produccción de maquillaje, ya que pensaron que si las mujeres se veían guapas y estaban felices, la nación se mantendría en pie al alegrar y motivar a los soldados cuando iban a verlas en sus permisos. 

A mediados de los 40 Estee Lauder crea su propia marca y a finales de los 40. Nina Ricci crea su primer perfume.

A finales de la década, aparecieron las pestañas postizas y los delineadores de ojos líquidos y en pasta, las sombras de ojos en barra, la máscara de pestañas waterproff y los desmaquillantes de ojos.



El maquillaje de los años 40 está marcado por su sencillez y sobriedad. Nada de colores extremos en el rostro. La calidad de los productos disminuyó considerablemente por al escasez de grasas y aceites, por lo que los labiales eran secos y escamosos. Se llevaban rostros mates y empolvados. Pero costaba mucho aplicar los polvos o las barras de labios de una manera uniforme. Las cejas pasaron a ser más gruesas y a tener un arco definido y fino. Los labios, voluptuosos y enormes con el arco de cupido delineado separando los picos del arco (labios de "asco"), se solían maquillar de rojo redondeando también las comisuras. Los ojos, sombreados en tonos muy suaves (celeste, verdoso, marfil, marrón, tierra...) eran enmarcados en su párpado superior por un delineado negro acabado en un rabillo ligeramente descendente y meláncólico. Los pómulos se ruborizaban muy sutilmente dando contorno al rostro.


Este tipo de maquillaje es uno de los que a día de hoy más nos siguen inspirando porque resulta muy femenino.


video




Muchas gracias a Laura por prestarse como modelo en la demostración. Estaba guapísima con esta caracterización. 





PASO A PASO

-Aplicamos la base de maquillaje en stick para mayor cobertura y corrección de la piel. Si es necesario mezclamos tonos para conseguir una piel de color natural pero suficientemente pálida. Matizamos muy bien para fijar y sellar.

-Usamos una sombra de un tono verde pastel en todo el párpado móvil y dibujamos la media banana externa con un verde un poco más subido.

- Damos un punto de luz en el arco de la ceja y en el lagrimal con una sombra muy clarita.

-Delineamos la línea de pestañas superior con eyeliner negro, creando un rabillo ligeramente descendente y meláncólico.

-El párpado inferior no se maquilla.

-La máscara de  pestañas se utiliza discretamente en las pestañas superiores y no ponemos pestañas postizas para esta caracterización.

-Delineamos la boca con un lápiz rojo por fuera de la linea natural del labio. Separamos mucho los picos del arco de cupido y los dibujamos muy redondos para conseguir la llamada "boca de asco". Las comisuras también se redondean y recortando las comisuras. 

-No se aplica rubor en las mejillas, simplemente se contornean ligeramente los pómulos para dar forma al rostro.






Mi modelo fue Sabina y en estas imágenes os enseño el resultado de mi trabajo de caracterización con ella. 



Muchas gracias Sabina, fue un placer compartir la tarde contigo. Aprendí mucho y lo pasé genial.




Y aquí os dejo uno de los besos más famosos de la historia, sus protagonistas un soldado y una enfermera. Fue fotografiado por Alfred Eisenstaedt para la revista Time en 1945 al final de la II Guerra Mundial en Nueva York. 



Quizá te interese

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...