Peeling con enzimas vegetales de Peggy Sage

La entrada de hoy es una entrada exprés, pero es que me ha gustado tantisimo el resultado tras el uso de este producto, que no podía dejar de compartirlo con todas vosotras.




Días atrás estaba a la busca y captura de un exfoliante enzimático, ya que mi piel es muy sensible y los exfoliantes mecánicos me irritan mucho el rostro.

Dando un vistazo al catálogo de Peggy Sage, di con este producto. Me convenció por la descripción así que, me fui a la tienda física a dar un vistazo. 

Recobre una tez resplandeciente gracias a este cóctel de enzimas vegetales especialmente formulado para eliminar las impurezas y favorecer la renovación celular. Lisa, suave y fina, su piel queda lista para recibir otros tratamientos.

Por su nombre podemos deducir que se trata de un peeling a base de enzimas vegetales. Está especialmente formulado para eliminar la impurezas, favorecer la renovación celular y está recomendado para ser utilizado en pieles sensible y maduras. Total, que pensé que se adaptaba por completo a lo que andaba buscando y me lo traje a casa (pvp 37,30€)

No tengo muy claro si se trata de un producto de cabina o si llega también a las usuarias finales, aunque creo que se trata de un producto de cabina, tanto por los componentes como por el tamaño del envase (casi un cuarto de kilo de producto). Así, es posible que alguna de vosotras lo haya probado sin saberlo, en su centro de estética cuando haya ido a hacerse una limpieza de cutis o algún tratamiento.

INGREDIENTES
Aqua, Kaolin, Cetearyl Alcochol, Paraffinum Liquidum, Glycerin, Glyceryl Dtearate, PEG-100 Stearate, Propylene Glycol, Triethanolamine, Carica Papaya Extract, Citrus Medica Limonum Extract, Passiflora Quadrangularis Extract, Ananas Sativus Extract, Vitis Vinifera Extract, Parfum, Phenoxyethanol, Methylparaben, Ethylparaben, Propylparaben, Butylparaben, Isobutylparaben, Xanthan Gum, Lilial, Citronellol, Hexylcinnamal, Linalool.

Deciros que es muy fácil de usar y que hay que tener un poco de precaución con su uso, pero que el resultado merece tanto la pena...




Se aplica sobre el rostro limpio. Como podéis comprobar, es un producto muy denso, por lo que creo que para una aplicación más fácil, en próximas aplicaciones, lo diluiré con un poco de agua para que sea más fluido y más manejable.

Yo lo apliqué con el pincel de abanico que véis en la imagen, que tiene las cerdas bastante rígidas y que es el que utilizo siempre para la aplicación de mascarillas de arcilla. Si no tenéis un pincel así, el de lengua de gato para aplicar la base os puede servir también.

Una vez aplicado el producto sobre el rostro (evitando el contorno de los ojos y de los labios), se deja actuar entre 5 y 10 minutos (dependiendo del tipo de piel) y se retira cuidadosamente con agua y jabón.

El resultado es una piel limpisima, suave, luminosa, radiante... y sin una rojez ni una tirantez. Me gusta mucho porque cumple todo lo que promete. Producto altamente recomendable.



Quizá te interese