Afro por un día

Me llamó Jeni estos días atrás porque necesitaba a una persona que le hiciese de modelo en un curso en el que se haría un pelo afro. La idea me hizo mucha gracia  y le dije que sí.

Lo cierto es que la sesión fue laaaaarga y un pelin sufrida, porque cuatro chicas se disponían a mi alrededor con sus paquetes de horquillas, los botes de laca y armadas con sus planchas.

Pasaron como dos horas poniendo horquillas y luego tocaba quitarlas y peinar...


¿Queréis ver el resultado? 



A mi me ha gustado mucho este cambio de look, he tenido melena afro por un día.

Os cuento una anécdota que me pasó. Tras la sesión de pelu, me fui a comer a un restaurante y sentadas en la mesa de al lado, había dos chicas negras con unas extensiones lisísimas y preciosas. Una de ellas, se acercó a mi mesa y toda seria me preguntó 

- ¿Ese pelo es tuyo natural?
- No, me lo han hecho esta mañana. Mi pelo es liso.

La chica con cara compugida me dijo ¿por qué te has dejado hacer eso? con lo bonito que es un pelo liso...

Total que ya les estuve explicando mi historia y la de mi pelo afro y me confesaron que las chicas de pelo afro sueñan con tener lacias melenas y que no entendían como las chicas que ya las tenemos, quisiesemos pasar por el calvario de peinar un afro a diario por voluntad propia.

En fin, eso... que ha sido una anécdota divertida para un peinado tan divertido como efímero.


Aquí, con las cuatro peluqueras de la escuela Montserrat Fajardo

Os dejo unos vídeos de cómo conseguir de manera fácil este efecto en el cabello de una forma temporal.






Quizá te interese