Limpiadores de pinceles


Hoy os vengo a hacer una reseña comparativa sobre distintos limpiadores de pinceles que vengo probando y comparando desde hace años.

Al final, siempre termino volviendo al mismo, porque aunque he probado muchos, el que más me gusta es ese a pesar de sus inconvenientes.

Debo decir, que este producto sólo lo utilizo para limpiar los pinceles entre cliente y cliente,  y que para su limpieza en profundidad, siempre opto por agua +  jabón + acondicionador. Otro día os explico cómo lo hago, pero hoy vamos a por este tipo de limpiadores.


Limpiador de pinceles de Sephora 
Contiene 60 ml de producto y su precio es de unos 6 euros. Me gusta el envase porque es de vaporizador y de precio no está mal, pero hay que tener en cuenta que trae muy poca cantidad de producto, por lo que no sale barato precisamente si se compara con otros, si bien, al comprarlo, desembolsamos menos cantidad de dinero, eso es cierto.  Es fácil de encontrar en cualquier tienda o corner de Sephora. 
No me resulta un limpiador eficaz ya que no retira la suciedad de los pinceles, sino que la pasea por el algodón.
Como desinfectante debe ser eficaz, porque su contenido en alcohol es muy alto, por lo que además de dejar los pinceles sucios, los deja ásperos.



Limpiador de pinceles de Make Up For Ever
Contiene 210 ml de producto y su precio es de unos 12 euros. Su envase me parece ideal. Es pequeño pero no diminuto, es de plástico flexible, tiene un atomizador que deja salir el producto vaporizado en la cantidad ideal. Su olor no es desagradable y es de una marca de prestigio. Problema que le veo  a este producto, es que no es totalmente eficaz con la limpieza de los pinceles. Me da la sensación de que les deja como una película que impide que la suciedad se desprenda de ellos. No sé muy bien como explicarlo... es como que apelmaza el pelo de los pinceles y la brochas.



Limpiador de pinceles de Kiko
Pasó por mi maletín sin pena ni gloria. Contenido del envase, 50 ml y su precio ronda los 10 euros (si no recuerdo mal), por lo que personalmente lo considero caro. No limpia bien las brochas, no las deja suaves... En su favor decir que el vaporizador que trae está bastante en condiciones y que seca rápido porque contiene mucho alcohol (cosa que hace que los pinceles pinchen tras su uso).



Limpiador de pinceles de Peggy Sage
El envase contiene 200 ml y su precio es de unos 10 euros, por lo que no sale mal. Tiene un olor delicioso y deja los pinceles muy hidrataditos tras su uso. Su envase es de plástico y de tamaño aceptable. Le veo sólo dos inconvenientes, uno que no lleva vaporizador y dos, que pasea la suciedad de un lado a otro pero no la elimina, por lo que no limpia los pinceles. No ya los sintéticos que hayamos utilizado por productos grasos, es que ni tan siquiera limpia los pinceles de sombras de ojos. Una pena, porque en serio que este producto prometía... pero no es eficaz así que no lo volveré a comprar.



Limpiador de pinceles de Kryolan
De este hay varios tamaños, algunos de ellos en envase de cristal y otros en formato lata. Ninguno de los dos me parece muy cómodo ni muy manejable. El de cristal porque en el maletín no es la primera vez que se me rompe un producto de este material y el de lata porque es ¡enooooorme! (1 litro). Bueno, el de 100 ml sale por unos 11 euros, así que barato no es que sea especialmente.
Al margen del envase, su olor me revuelve el estómago. Vale que yo soy delicadita para los olores, pero es que este es terrible lo fuerte que huele.
Resulta eficaz como limpiador, sí... pero a mi no me compensa el mal rato que paso al utilizarlo.
Lleva un alto contenido en alcohol, por lo que deja los pinceles como muy deshidratados.
En su defensa diré que es el que permite con diferencia el secado más rápido de brochas y pinceles tras su uso de todos los que he probado.



Limpiador de pinceles de Mac
Contiene 220 ml de producto y su precio es de unos 13 euros. No me gusta su envase, porque el orificio de salida del producto es bastante grande y deja ir demasiado limpiador. Por otro lado, considero que este tipo de envase, hace utilizar más producto del necesario y se derrocha.
Así, que para poderlo utilizar cómodamente y de forma que no se malgaste producto, me veo obligada a  poner el limpiador en un vaporizador en vez de utilizarlo desde su envase original.
Otro pequeño inconveniente es que según instrucciones del fabricante, este limpiador debe aclararse con agua, por lo que siempre llevo otro vaporizador con ella en mi maletín.
A pesar de contener alcohol, lleva también proteínas de trigo que acondicionan ligeramente los pinceles y no los dejan como esparto, si bien, suaves tampoco los deja.
Pero a pesar de todos los puntos negativos, es con el que repito una y otra vez, porque a nivel de limpieza, es muy eficaz.
Una ventaja más, es que aprovecho los envases que voy vaciando para utilizarlos a modo de B2Mac y así voy consiguiendo labiales de forma gratuita.




CONCLUSIÓN
A pesar de sus pequeños inconvenientes, me quedo con el limpiador de Mac. A día de hoy, es mi preferido ¿cuál es el vuestro?






Quizá te interese