Look Expert de Beter



Hoy  os vengo a hablar de una línea de productos que llevo casi dos meses utilizando. Así que están todos probados y más que probados. Y deciros, que algunos de ellos se han convertido en tan básicos que llevo siempre en mi neceser del bolso.

Con ellos, vamos a hacer un look de ojos completo ¿os apetece? Aunque en verdad, esto no es más que una propuesta, porque en función de la intensidad y la forma que le deis al look, podréis conseguir un acabado muy natural o muy sofisticado. Imaginación al poder...





Una vez presentada la  línea completa, os hablo de ellos por familias y os explico el uso que yo les estoy dando.




Vamos a comenzar por el corrector y el iluminador, ese gran duo que presenta entre vosotras tantas dudas. Para empezar, vamos apartir de una premisa, se trata del mismo producto básicamente. Lógicamente guardan algunas diferencias, pero son mínimas. Por resumir y hacerlo fácil, digamos que corrector e iluminador cumplen funciones distintas porque sus tonos son distintos, pero el producto en sí, es practicamente igual en su origen.


Por tanto, ¿es necesario/imprescindible tenerlos los dos? no, no es necesario ni imprescindible. ¿Hay una diferencia notable entre usar los dos o no? sí, sí que la hay. 



La misión del corrector es cubrir las pequeñas  imperfecciones que tengamos en el rostro y paliar la oscuridad que se suele tener bajo la ojera o en las aletas de la nariz... por tanto, si lo que queremos es unificar tono, elegiremos un corrector que sea de nuestro color de piel.

La misión del iluminador es como se puede deducir de su nombre, dar luz, iluminar. Por tanto ha de ser  más claro que nuestro color de piel para resaltar la zona en la que lo apliquemos.




Entonces ¿qué debemos tener en cuenta al elegir uno u otro producto? lo que queremos conseguir con su aplicación, bien sea disimular, bien sea  resaltar.







Vamos ahora a por las cejas, si como yo eres de las personas que tienen las cejas poco pobladas, con huequitos o desdibujadas, necesitas un producto que te sirva para solucionar este tema.

¿Cuál es el mejor producto para rellenar tus cejas? Pues eso ya depende de tus gustos, de tu habilidad, de tus necesidades, de cómo quieras ver tu ceja...

El resultado será diferente si aplicas un producto en crema que si aplicas un producto en polvo o que si aplicas los dos. También será distinto si maquillas tu ceja en bloque o trazas líneas cortitas simulando los pelitos de tus cejas...

Como véis, posibilidades hay muchas, lo que hay que tener siempre en  cuenta es de elegir el tono adecuado. Por muy morena que seas, no utilices un color negro para rellenar tus cejas y si eres muy rubia, busca tonos ceniza claros, pero intenta que tus cejas se vean dibujadas para que nemarquen bien tus ojos.

Quizá la forma más natural sea utilizar un producto en polvo, pero esta es también la forma menos duradera de tener tus cejas maquilladas. Así, que si has de permanecer maquillada durante muchas horas, quizá no sea la opción más adecuada.



Si eliges maquilar tus cejas con lápiz, es muy importante que siempre lo tengas muy bien afilado, este que os presento, en su parte trasera incorpora un afilador, motivo por el cual, lo llevo siempre en mi neceser del bolso, porque es rápido de usar, preciso y duradero.

Pero repito, elige el sistema que se adapte mejor a tus necesidades y haga que tus cejas luzcan perfectamente perfiladas y maquilladas el tiempo que consideres oportuno.




El resto, aunque no tengáis problemas con vuestras cejas, sí que es aconsejable que las peinéis y fijéis para completar el maquillaje de los ojos. Hay una gran diferencia entre hacer este pequeño gesto y no hacerlo. Una ceja peinada y fijada, permanece inalterable durante horas y los pelitos bien domados, dan limpieza a look.












Vamos ahora con los lápices de ojos. Hay maquilladores que los adoran, maquilladores que apenas les dan uso, maquilladores que raramente los utilizan para lo que está "estipulado"... Pero lo importante es para lo que sueles utilizarlos tú. En función de ese uso que tengas pensado darles, elige un tipo u otro de lápices.

Los lápices de mina blandita están pensados para ojos, pero los lápices de mina más dura no lo están. Tenlo en cuenta, porque a veces valoramos la calidad de un producto como mala cuando en realidad no le estamos dando un uso correcto.

Dentro de lo lápices de ojos con mina blandita, los hay pensados para ser utilizados sólo fuera del ojo (no para las líneas de agua) y los hay que se pueden utilizar tanto fuera como dentro del ojo. Piensa un poco antes de elegir el lápiz que vas a comprar ¿qué uso vas a darle?.

Muy importante también es saber que, cuanto más grasos son los lápices, mayor es la necesidad de sellarlos para que permamezcan fijos y no acabemos con los ojos cual panda. Así, si usas un lápiz muy cremos para aplicarlo en tu línea de agua, asegurate de sellarlo con una sombra en polvo del mismo tono para que permanezca en su sitio durante ás tiempo.


También hay lápices que por su formulación, son muy cremosos a la hora de aplicarlos, pero que una vez volatizados determinados componentes, se fijan al párpado y permanecen inanlterables durante muchas horas sin necesidad de ser sellados tras su aplicación, como es el caso de estos que os muestro ahora. Así, si queréis difuminar el trazo, debéis hacerlo inmediatamente de haberlo aplciado y sin esperar a que se seque el producto o sino, será imposible su difuminado. Estas esponjitas que traen en su parte posterior son ideales para ese efecto humo que está tan de moda.

No os olvidéis que para conseguir un trazo definido y limpio es imprescindible tener los laóices muy bien afilados. Y para conseguir un efecto más difuminado, también tienen que estar afilados, y nos serviremos de las esponjitas o de los pinceles para ahumar. Es muy dificil conseguir una trazo bonito con un lápiz mal afilado, aunque a algunas os cuesta horrores admitirlo :-P





Bien, ya tenemos nuestras ojeras corregidas, los puntos de luz creados, los ojos ahumados y con las líneas de agua delineadas y queremos enfatizar la mirada de una manera rápida y precisa. Pues utilizaremos un delineador en lápiz esta vez sin difuminar o bien podemos optar por otro tipo de delineadores.






Importante, que se trabajen bien y que tengan una buena cobertura al primer trazo, ya que sino, se hace dificil conseguir un delineado limpio y fino.

Los famosos delineadores en gel, quedan preciosos pero requieren algo de práctica a la hora de conseguir buenos trazos. Los hay con punta de pincelito que personalmente no me gustan porque suelen ser pinceles poco precisos y mal manejables. Si vamos con prisas o si no somos muy hábiles, los delineadores con formato rotulador son una buena opción. También son ideales para llevar en el neceser del bolso, porque no necesitamos ningún utensilio adicional para aplicarlos.




Los rotuladores para delineados  suelen tener la punta de fieltro, y claro, la calidad de la punta y su forma y flexibilidad son factores muy importantes para conseguir un buen delineado. Si la punta es demasiado gruesa o demasiado flexible, tu delineado será grueso y tendrás poca precisión. Si por el contrario, la punta es demasiado dura, la línea que te salga será muy finita. Lo ideal es encontrar un término medio.



Luego hay delineadores con la punta de fieltro con corte biselado, como este que os enseño. Esta punta permite trazos más finos y más gruesos y no se abre al pasarla por el párpado. Es un delineador preciso, fácil de usar y muy duradero.









Y un look de ojos no está completo si no aplicamos una buena máscara de pestañas ¿no os parece imprescindible? a mi sí. Me da la sensación de que el look cambia muchisimo de lucirlo sin máscara a lucirlo con ella. Por tanto, nunca os olvidéis de aplicarla, esto marcará la diferencia.




Ahora os dejo con un par de looks hechos en dos minutos escasos cada uno de ellos y que os pueden servir para cada día, tanto si queréis lucir naturales como si queréis ir un poquito más sofisticadas. Para mi, son looks básicos, a los que recurro con mucha frecuencia variando los tonos utilizados.

Aquí os dejo la imagen sin color, para que veáis el concepto del maquillaje, más abajo, podeís ver el color. Imaginad que con distintos tonos a estos, los resultados serán diferentes: más fríos, más cálidos, mas alegres, más serios... jugad con el color, no os de miedo. El maquillaje es un arte efímero y debe ser creativo.




Esta es mi propuesta para un look natural. Delineado superior en lápiz marrón y delineado inferior en lápiz verde. Ambos difuminados y sellados con sombra de su mismo tono. Máscara de pestañas, corrector en la zona de la ojera e iluminador en el arco de la ceja.

Foto en exterior


Foto en interior


Y esta otra es mi propuesta para un look algo más sofisticado. Ahumado superior en lápiz marrón y delineado inferior en lápiz verde. Ambos difuminados y sellados con sombra de su mismo tono. Máscara de pestañas, delineador líquido negro, corrector en la zona de la ojera e iluminador en el arco de la ceja.

Foto en exterior


Foto en interior

Espero que esta entrada os haya sido aclaradora y de ayuda y que podáis tomar ideas de ella para el cada día, cuando vamos apuradas de tiempo pero no queremos renunciar a ir guapas.




Quizá te interese