Deborah Milano temporada otoño/invierno



Hoy os hablo unas cositas que me han hecho llegar desde Deborah Milano y que os quiero enseñar.

Antes de nada, declararos mi amor absoluto hacia el labial... Es tan, tan, tan bonito... y tiene una textura sedosa, suave... deja los labios perfectamente hidratados y sin pellejines (importante cuando se trata de un labial tan llamativo). Además, no amarillea los dientes en absoluto. 


Me temo que nos encontramos ante uno de los labiales que formarán parte de mis favoritos en esta nueva temporada. Quizá soy poco imparcial, pero es que me chiflan los rojos... no lo puedo quiero evitar.


A pesar de su color tan vibrante, es muy modulable, así que para las menos atrevidas, os puede dar también mucho juego.



Os muestro también des sombras en barra resistentes al agua (y doy fe de ello, ya que les he hecho la prueba piscina y la han superado.


Tienen una textura muy cremosa y muy rica. Permiten ser trabajadas cómodamente y una vez secan, permanecen en su sitio hasta ser desmaquilladas.


Por sacarles un pero, diría que preferiría que fueren mates, pero bueno, esto ya es un gusto personal, para quienes seais amantes de las sombras perladas o metalizadas, os encantará el acabado que estos sticks ofrecen.


Este duo de sombras, creo que también va a pasar a ser parte de mis favoritos de temporada. Me gustan mucho los verdes (tendencia a loro que una tiene, qué le vamos a hacer) y encuentro que estos verdes fríos, son muy favorecedores en ojos castaños como los míos.


Textura sedosa y suave para una duración media en los párpados si no aplicas prebase y larga si decides aplicarla.


Con respecto a la laca de uñas, creo que sobran las palabras. ¡Es preciosa! seca asombrosamente rápido y tiene el tamaño ideal para poder usarlo esta temporada y que no se llegue a estropear ni a secar por su uso.


Su acabado es cremoso y cubriente. Podéis ver el esmaltado en mis uñas y solamente apliqué una capa generosa de color sobre la base y finalice con un top coat transparente. me he dado cuenta que aplicados de este modo, los esmaltes me duran más que si aplico dos capas de color más finitas y además me da la sensacion de que secan antes.






Quizá te interese