Decoración de uñas con esmaltes permanentes

Manicura realizada por Nataliciosa


No sé a vosotras, pero a  mi me encanta ver las uñas de esas chicas que se hacen unas decoraciones tan alucinantes como la que os muestro arriba, pero francamente, dispongo de poco tiempo como para dedicar dos horas a mi manicura cada tres días.

Sin embargo, si se trata de hacerme una decoración y encapsularla debajo de mi esmaltado semipermanente, la cosa cambia, porque sé que tardo un rato en hacerla, pero una vez hecha, mis uñas están secas, puedo volver enseguida a mi ritomo habitual y la manicura me aguanta entre dos y tres semanas perfecta.


¿Cual es el procedimiento para hacer una decoración con esmaltes semipermanentes? 

Lo primero que debemos tener en cuenta, es seguir correctamente el protocolo de aplicación de la marca de esmaltes que utilicemos, esto es primordial para que la manicura nos aguante como debe. 

¿Cuando hacemos la decoración entonces? pues de la misma manera que cuando la hacemos con esmaltes normales, preparamos la uá, aplicamos la base, y luego el color. De este mismo modo actuaremos con el esmaltado permanente... prepararemos las uñas, pondremos su base y aplicaremos color.

Por ejemplo, seguiremos este procedimiento para realizar una manicura francesa clásica o de color, según nos guste. En esta entrada os hacía mi propio tutorial.



Lo que hay que tener en cuenta, son los secados. Entre capa y capa, siempre pasamos por lámpara para que cada capa seque correctamente.

Cuando ya tengamos el color de base aplicado y seco en la lámpara, procedemos a decorar uña por uña para que el esmalte no se nos escurra y pierda definición la decoración que realicemos. Así, entre color y color de la decoración, también pasaremos la uña por la lámpara de curado y evitaremos que se mezclen los colores.



Aunque si queremos que los colores se mezclen, evitaremos el secado entre tonos, como en este otro ejemplo.



También, se pueden añadir pigmentos y otros aditivos a las uñas cuando se esmaltan con el sistema semipermanente y quedan muy bonitas. Este es un sistema que da mucho juego como podéis ver en el ejemplo.








Podemos encapsular también los estampados debajo del esmaltado permanente, de este modo, los mantendremos intactos hasta que retiremos la manicura.Y si lo que queremos es aplicar un brillantito a la manicura, tenemos dos opciones. Encapsularlo y que quede cubierto completamente por el top coat o aplicarlo justo antes del secado del top coat para que se quede adherido pero con relieve. Hay que tener en cuenta, que de esta segunda forma, es más fácil que el brillantito se desprenda de la uña.



Para finalizar, aplicaremos una capa del top coat semipermanente y curaremos en la lámpara por dos ciclos de tiempo en vez de por uno si queremos un brillo extremo. Si lo que queremos en hacer un encapsulado o dar dureza extra a la decoración aplicaremos dos capas de brillo final secando entre capa y capa.

Si la decoración que queremos realizar no es con esmalte sino por ejemplo aplicando una pegatina en la uña, procederemos a hacerlo tras el color y justo antes del sellado con el brillo final. En este caso, yo si que recomiendo doble capa de top coat y doble curado para que la manicura quede perfectamente encapsulada.




Y por último, para retirar vuestro esmaltado permanente, no hagáis brutalidades, que luego hay quien dice que este tipo de esmaltado debilita las uñas, y no es así. Sólo hay que retirarlo de forma adecuada, sin arrancarlo, porque es eso lo que arrastra las capas de uña junto con el esmaltado y las debilita. Aquí os dejo un tutorial que os hice yo misma.




Quizá te interese