Furoshiki ¡Vaya tela!



¿Furoshiki? 

El furoshiki es una tela cuadrada que en Japón se utiliza tradicionalmente para envolver y transportar objetos. Son algo así como los pañuelos que en nuestro país usamos solamente para poner al cuello... ¿os apetecería aprender a darles otros usos?

Si buscamos por la red, hay infinidad de vídeos, imágenes y tutoriales... pero, como es mucho más divertido que alguien te enseñe, me apunté a uno de los talleres que Lush suele realizar en sus tiendas ¿has asistido a alguno? 

Si la respuesta es sí, sabrás de lo que hablo: buena compañía, trato cercano, un aroma inigualable... en fin, un rato estupendo. 

Si la respuesta es no, corre a tu tienda Lush más cercana y pide que te informen de cuando realizan sus talleres, no te arrepentirás. Son talleres abiertos a todo el mundo, simplemente tendrás que reservar tu plaza.



El caso, es que como os decía, asistí a un taller en la tienda Lush de L'Illa Diagonal en el que nos enseñaron a envolver distintos tipos y tamaños de objetos con sus famosos furoshikis, todos ellos reciclados. Asombrada me quedé cuando nos explicaron que algunos de estos pañuelos se hacen reciclando botellas de plástico. Si, como leéis... del plástico se hace una fibra ultrasuave con la que se tejen los furoshikis, tan increíble como cierto... y me gustaría que los pudieseis tocar... jamás habría dicho que en su día aquello fueron dos Coca Colas de litro y medio.



Empezamos por algo muy básico, crear el envoltorio para una bomba de baño. ¿Quien no ha intentado alguna vez envolver un objeto redondo y le ha quedado de todas las formas menos bonito? Así queda supermono ¿no os lo parece?






Seguimos con un simpático pingüino, la cosa se empieza a complicar... , pero merece la pena porque es una manera muy original y a los peques estoy segura de que les encantaría recibir así envuelto su regalito.





Aquí una forma de envolver dos bombas de baño sin que se toquen. Como sugerencia, podemos hacer un collar uniendo dos pañuelos.





Esta cesta queda muy mona y para cualquier cosita pequeña. También es una opción estupenda de llevar un bolsito de fiesta de una manera económica, sólo necesitamos un pañuelo que convine con nuestra ropa.





Otra opción de bolsa, esta algo más amplia y práctica si vamos a salir de compras con las amigas, como Andrea y yo :-)





Y por último, una idea para envolver dos botellas, algo que también se suele hacer complicado si lo hacemos del modo tradicional. Mirad que fácil es así (gracias a La vida en rosa por compartir su vídeo)

video





También nos enseñaron a hacer una mochila con dos furoshikis, aunque de esto no tengo imágenes con el paso a paso. Pero podéis ver arriba la que hice a Marta y os dejo aquí abajo un gráfico por si os hace gracia probar.






Esta imagen con diferentes tutoriales la he descargado de la web de Lush ¿os animáis a probar a hacerlos?.



Me parece una forma muy bonita de envolver un regalo y al mismo tiempo complementarlo y personalizarlo Ya me imagino llevando a las cenas con amigos, una botellita de cava envuelta en un precioso pañuelo de seda salvaje como detalle a los anfitriones... O regalando unas sombras de ojos con un original envoltorio en colores a juego para poder ponerlos juntos...


Gracias a Txell y a Marta por este ratito tan entretenido que pasamos con ellas en el taller, por tratarnos a todas las clientas con esa profesionalidad y cercanía cada vez que vamos a verlas.


Quizá te interese