Multilind Gel de Baño



Os repito una y otra vez que en casa tenemos todos la piel muy sensible, especialmente el peque que además de sensible la tiene atópica. Para aquellas personas que estéis en la misma situación, hoy vengo a haceros una recomendación interesante.

Se trata de un gel de baño que es hipoalergénico, súper hidratante y ultrasuave. A mi hijo le hace especial gracia que sea un jabón sin jabón, es complicado explicarle a un peque todo el tema de los tensoactivos, pero resumimos y le explicamos que se trata de un "nojabón" que hace espumita sin burbujas.

Multilind gel de baño está formulado sin jabón, sin colorantes, sin perfumes, sin parabenos, sin lanolina, sin alcohol, sin sulfatos, formaldehído ni ftalatos. Contiene vitamina E y extracto de camomila para calmar ¿Puede haber alguno más respetuoso con la piel? 

Lógicamente, con esta composición, es apropiado para toda la familia, con lo cual, imaginaros el ahorro de envases que ha habido últimamente en mi baño. Con él nos estamos duchando todos en casa y nos va estupendamente.

Se trata de un limpiador suave, pero sin consistencia acuosa. Esto lo destaco, porque este tipo de limpiadores suelen tener una base excesivamente fluida y resultan bastante incómodos a la hora de manejarlos. No me gustan las texturas acuosas en los jabones ni faciales ni corporales, porque se me escurren y considero que se desperdicia producto. Como os decía, este gel, tiene textura de gelatinosa, con consistencia y con cuerpo.

Deja la piel suave e hidratada y alivia el picor del peque tras la ducha. La sensación es casi como la de haber aplicado tras su uso una crema hidratante.

El aroma es algo que hecho de menos al ducharme con este tipo de productos, pero que entiendo perfectamente que se elimina por minimizar los riesgos de alergias en las pieles más sensibles. Ni huele bien, ni huele mal, simplemente no huele.

Tampoco esperéis un baño lleno de burbujas, hace una espuma suave y ligera, cómoda de hacer y de enjuagar, pero no es el típico gel espumoso.

Me gusta mucho su envase. Es de tamaño grande pero no enorme, con lo cual es cómodo de tener por la bañera sin ocupar mucho espacio pero sin terminarse cada dos días. Es de medio litro y cunde bastante, por lo que considero que en mi caso, merece la pena gastar los casi 20 euros que vale el bote. Es una inversión en la salud de la piel de la familia, y es que además, luego nos lo ahorramos en otras cremas calmantes y tratantes... como digo, en casa creemos que compensa.

Su aplicador resulta muy cómodo porque no hay que andar abriendo y cerrando el bote (con el "peligro" que eso supone teniendo un peque que se ducha sólo y un desagüe a su lado), la de geles de baño que se han ido por él... con este formato, se aprovecha todo el producto sin desperdiciar ni una gota.


¿Vamos a repetir en casa con este producto? Sí, sin dudarlo.



Quizá te interese