Comparativa de esmaltes permanentes

Hoy vengo a haceros una pequeña comparativa de los esmaltes semipermanentes que ahora mismo utilizo. Os hablaré un poquito de cada marca y os daré mi opinión sobre ellos en base a mi experiencia y a los resultados que obtengo al aplicarlos.

Básicamente puedo hablaros de GelLack de Depend, Gelish de Harmony, I-Lak de Peggy Sage y Nail-Eon que son las marcas con las que trabajo habitualmente. He probado otras marcas, pero como clienta, no como manicurista, por lo que no os puedo hablar de ellas en cuanto a modo de trabajarlas. Puedo daros mi opinión sobre los resultados si es que os interesa.



GelLack de Depend

Los colores de esta marca que yo tengo son todos de la tienda de Beter. Su precio habitual son 9,50 euros, pero ahora acabo de ver que justo tienen una oferta y que en estos momentos los tienen por 8 euros. 

Son envases chiquitines, contienen 5 ml de producto y creo que están disponibles unos 30 tonos muy variados en cuanto a gama de colores y los hay de distintos acabados.

Estos esmaltes, son con mucha diferencia, los más espesos y opacos que tengo. En textura, son los que más se asemejan a un gel y los que menos se asemejan a un esmalte de uñas típico, si bien, su formato y forma de aplicación es como la de un esmalte convencional.

Me gusta mucho su cobertura. Una capa es suficiente para dar una cobertura perfecta a la uña. Esto, además de acortar el tiempo de la manicura, también los hace ideales para decoraciones, ya que aportan en una sola capa una gran intensidad de color.

Estos esmaltes no tienden a moverse en la superficie de la uña, por lo que permiten esmaltar todas las uñas de una mano antes de curarlas en lámpara y también facilita la realización de manicura francesa.

Otra cosa que me gusta mucho de estos esmaltes, es que no se retraen al ponerlos en lámpara. Hay que vigilar siempre que la capa de esmalte sea muy finita, pero teniendo esto en cuenta, los esmaltes ni se retraen ni se arrugan como otros.









Gelish de Harmony

Los colores de esta marca que yo tengo son comprados en congresos profesionales, vía tiendas on line o directamente en Ebay. 

Conozco personalmente a la persona responsable de la distribución de esta marca en mi ciudad y a alguno de sus comerciales, pero si no tienes centro físico, no tienes posibilidad de compra directa a ellos. Alegan motivos que yo personalmente no acabo de compartir, pero bueno, es política de empresa y punto. Tienes centro, les puedes comprar directamente a ellos; no tienes centro, te buscas la vida si quieres utilizar sus productos, aunque seas profesional acreditada, no tienes derecho a compra. 

Bueno, dejando un poco al margen el sistema de ventas de la empresa, vamos a los productos e sí que es lo que nos interesa a nosotras.

Lo que para mi más destaca de esta marca, es la amplia carta de colores, acabados, texturas... que tienen. Hay esmaltes semipermanentes de todo tipo, desde los más clásicos hasta los magnéticos o metalizados, glitters... Cuentan con una gama de más de 150 posibilidades entre las que escoger.

Su textura es muy fluida y son muy fáciles de trabajar, pero tienes que ser algo hábil con la aplicación porque estos esmaltes tienden a moverse por la uña.

Tienen una cobertura media en algunos acabados y ligera en otros. por lo que hay tonos que con dos capas quedan las uñas perfectamente cubiertas y tonos con los que considero que dos capas no son suficientes para darle al color su completa intensidad, como es el caso del negro y de otros tonos oscuros muy pigmentados.

Los tonos muy pigmentados, tienden a retraerse, por lo que deber ir sellando las uñas con el esmalte recién aplicado si no quieres que queden líneas blancas a la altura del borde libre y las cutículas.

Personalmente no me ha pasado que se me hayan arrugado, porque siempre hago las capas de esmaltado muy finas, pero sé de gente que se queja de que sí que les ha sucedido. Considero que esto ha sido por una aplicación incorrecta, no por las características del esmalte propiamente dicho.

Permiten hacer decoraciones con ellos, pero personalmente no son los que más me gustan para este uso por su textura y cobertura.

Contienen 15 ml y su precio de venta al público es de unos 30 euros.




I-Lak de Peggy Sage

Los colores de esta marca que yo tengo son todos de la antigua tienda Peggy Sage en Barcelona (que por cierto, ha cambiado de nombre porque ya distribuye otras marcas muy, pero que muy interesantes) y ahora es Cosmetic Up.

Según tengo entendido y lo sé de buena tinta, estos esmaltes son completamente compatibles con los de Gelish porque comparten algo más que la forma del envase...(hasta ahí os puedo contar). 

A diferencia de los de Gelish, estos pueden adquirirse en tienda física y no te requieren de acreditación profesional para poder comprarlos, si bien, al acreditarte, obtienes automáticamente el descuento profesional y te ahorras unos pocos euros.

Qué queréis que os diga... el producto en mi opinión es exactamente igual de bueno que el de Gelish y su adquisición se me hace impresionantemente más fácil, por lo que si tengo que elegir, me quedo con estos. Pero no porque me guste más una marca que otra, sino por una cuestión de facilidades.

De sus caracterísiticas, poco puedo contaros que no os haya contado ya, porque como os decía, son absolutamente equiparables a los de Gelish.

Contienen 15 ml y su precio de venta al público es de 24,90 euros.





Nail-Eon

Los colores de esta marca que yo tengo son todos de una tienda física de un centro comercial en Granada (y mi experiencia no fue especialmente buena ya que uno de los esmaltes estaba en malas condiciones), pero están disponibles on line en esta web, por ejemplo y resultan muchisimo más económicos que en la tienda física.

Yo solamente he probado de estos esmaltes uno de sus acabados, el metalizado, pero es realmente bueno el resultado.

Tienen una textura buena, ni muy líquida ni muy espesa. Se trabajan fenomenal y dan una cobertura entre media y alta en cada capa, por lo que con dos capas finitas el esmaltado queda perfecto.

Sé de otras personas que los utilizan y que están muy contentas con otros colores y acabados, incluso los oscuros, que ni se mueven, ni se retraen ni se arrugan.

Personalmente, tengo una espinita, porque uno de los esmlates que yo compré, tenía el pincel roto y el esmalte estaba en mal estado. Por este motivo, no me he lanzado a comprar algunos más, porque realmente están muy bien de precio y de resultados son buenos también.

Estos esmaltes contienen 15 ml y su precio en tienda es de 10 euros y vía web los he llegado a ver hasta por 5 euros. 




Quizá te interese