Pestañas postizas



Hoy vengo a hablaros de pestañas postizas. Quienes me conocen saben que soy una fan incondicional. No las llevo a diario, pero lo haría de mil amores. Y es que en mi opinión una buena pestaña transforma el maquillaje de una forma espectacular ¿no os parece?



Hay productos en los que una puede hacer de más y de menos porque un poquito más o un poquito menos de calidad no es decisiva en el resultado final, pero opino que en las pestañas postizas no es así. Las pestañas postizas tienen que tener buena calidad para que queden bonitas y naturales. Y fijaros que digo naturales, porque independientemente de que la pestaña que elijamos lucir sea de fantasía, para mi opinión, una buena pestaña se integra mejor que una de mala calidad.

No hablo de precios... hay pestañas de buenisima calidad por precios muy razonables y pestañas que cuestan un riñón y que para mi criterio no cumplen mis espectativas de calidad. Igual me abucheáis, pero tengo en mente unas pestañas de  Shu Eumura que venían cortadas en cuatro pedacitos cada pestaña y cuya base era tan gruesa que eran imposibles de aplicar y que quedasen bonitas puestas.


Si yo tengo que elegir, apuesto por Ardell. Tienen pestañas de diseños preciosos, naturales, sofisticadas, de fantasía, individuales, enteras, acentos... de precio son muy asequibles, fáciles de encontrar y de calidad excelente. No son las únicas que utilizo, pero me encantan. No conozco a nadie que las haya probado y que se haya sentido decepcionado con estas pestañas.



Una cosa que hay que tener en cuenta a la hora de decantarnos por una marca de pestañas, es la calidad de su pelo, de ello va  a depender que podamos reutilizarlas o que sean pestañas de un sólo uso (que a la larga acaban saliendo más caras). Elige pestañas de pelo natural, a ser posible, que sea pelo humano.

Su base, como comentaba más arriba, debe ser lo más fina posible para poderla colocar muy cerca de nuestras pestañas naturales y que se integren ambas.




En función del maquillaje que realicemos y del protagonismo que queramos dar al ojo, elegiremos un modelo u otro de pestañas. A mi personalmente me gustan mucho las pestañas de acento y las de grupitos, porque se adaptan perfectamente y de una forma muy rápida a los ojos de cualquier persona que maquillo.

También es importante la técnica de aplicación, ya que en función de si pegamos la pestaña por debajo o por encima de nuestra pestaña natural, el resultado también se ve diferente.


No podemos olvidarnos del adhesivo, porque es el pilar que hará que nuestras pestañas postizas permanezcan en su sitio durante horas y horas. Un mal pegamento puede arruinar todo tu trabajo en un momento o puede hacerlo a lo largo de una celebración o un evento ¿te imaginas a una novia recolocándose sus pestañas postizas? No podemos dar lugar a algo así...


¿Cómo elegimos el pegamento? yo personalmente uso dos premisas.

1. el tipo de pestañas que voy a colocar, por ejemplo, para pestañas individuales me gusta mucho  LashTite de Ardell en tono negro. Ventajas que le veo... Seca rapidísimo y tarda semanas en desprender la pestaña. Es ideal para novias que quieren ir guapísimas en el día de su boda y despreocuparse de sus pestañas durante el viaje de luna de miel. No llega a ser una extensión de pestañas como la que se hace en un centro de estética, pero da buenísimos resultados y el cambio en la mirada es espectacular siendo muy económico. Eso sí, requiere de cierta habilidad, no nos engañemos.



2. el efecto que quiero conseguir. Si quiero un acabado más natural elegiré un pegamento de acabado transparente, si por el contrario busco dar profundidad a la mirada, opto por el pegamento negro. 


Pero esto es cuestión particular... Puedes utilizar el pegamento con el que te sientas cómoda e indistintamente un color u otro.


Como pegamentos, me gustan indistintamente dos, el LashGrip de Ardell o el Duo. El primero lo encontramos con facilidad en cualquier stand de la marca y en tiendas especializadas. El segundo, cuesta más de encontrar porque sólo lo venden en tiendas especializadas.

Tienes que tener en cuenta que ambos pegamentos tienen como base el látex, por lo que si eres alérgica a éste, debe buscar otra alternativa que no lo contenga.

Una vez retiradas las pestañas postizas, asegúrate de que el pegamento queda por completo desprendido de tus pestañas naturales y de tus pestañas postizas. Unas pestañas limpias, puedes reutilizarlas varias veces y las tendrás estupendas durante mucho tiempo.


Image and video hosting by TinyPic

Quizá te interese