Manicura masculina con el Magic Stick de Beter


Estos días atrás, os mostraba por las redes sociales de POTIS de COLORES, uno de mis últimos amores amorosos. Se trata de un palito de vidrio templado y tratado que ha sacado Beter para empujar las cutículas y eliminar las pielecillas que se quedan enganchadas a la uña cuando ya hemos empujado las cutículas.

Mi amiga Lourdes, de CanalChic, me pidió que le hiciese un tutorial de cómo utilizar este palito de cristal para hacer la manicura, así, que hoy os explico la forma en que yo lo hago.



¿Cómo se usa?

En seco
Se trata de realizar el desprendimiento de las pielecitas de la lámina de la uña sin utilizar removedor de cutículas ni baño que las reblandezca.

Con la punta del palillo vamos a empujar nuestra cutícula hacia atrás. Una vez retirada la cutícula, pasaremos por la lúnula de la uña y por el interior los rodetes laterales de la misma, el palillo de manera muy suave para retirar por completo las pielecitas que se han desprendido de la cutícula y que se han quedado adheridas a la lámina ungueal. Podemos hacer circulitos pequeños o movimientos de barrido, como nos resulte más cómodo.


Tras este paso, vamos a dar forma a las uñas con ayuda de una lima de grano fino y en una sóla dirección para que no se abran las uñas en capas.


*Consejo para chicas: Esta forma de retirar las cutículas es ideal si luego vamos a realizar un esmaltado permanente, ya que la uña queda muy limpia y no se producen desprendimiento del gel.



En mojado
Con esta modalidad, empezaremos por el limado de la uña y luego vamos a realizar el desprendimiento de las pielecitas de la lámina de la uña utilizando removedor de cutículas o baño jabonoso que las reblandezca.

La uña, al igual que el cabello, mojados se debilitan mucho y corren riesgo de rotura, por lo que si debemos dar forma a la uña con la lima, deberemos hacerlo antes de sumergirla en el agua.

Los productos para uso del ablandamiento de cutícula, deben permanecer en la zona a tratar sólo el tiempo recomendado por el fabricante y luego, ser retirados con agua y jabón, ya que suelen contener ácidos agresivos para la uña.

Con la punta del palillo vamos a empujar nuestra cutícula hacia atrás. Una vez retirada la cutícula, pasaremos por la lúnula de la uña y por el interior de los rodetes laterales de la misma, el palillo de manera muy suave para retirar por completo las pielecitas que se han desprendido de la cutícula y que se han quedado adheridas a la lámina ungueal. Podemos hacer circulitos pequeños o movimientos de barrido, como nos resulte más cómodo.


* Consejo para chicas: Esta forma me parece adecuada siempre que el remojo no supere los dos o tres minutos en agua calentita con jabón, ya que si luego vamos a realizar un esmaltado convencional la humedad de la uña hará que el esmalte salte con facilidad y se desprenda de la uña.



Tanto en seco como en mojado, evitaremos presionar sobre la matriz de la uña, ya que es fácil hacer lesiones en esta zona que luego se verán en forma de manchitas blancas cuando nuestra uña crezca. Esas famosas manchitas blancas que decían las abuelas que son falta de calcio, en verdad suelen ser traumatismos de la uña causados por pequeños golpecitos en la matriz.

Para terminar la manicura, lavaremos las manos para retirar todos los restos de polvo y suciedad de las uñas y aplicaremos un aceite para cutículas dando un masaje sobre las cutículas y las uñas.



Esta varilla de cristal es abrasiva, como la de las limas de vidrio que todas conocemos, es una herramienta muy eficaz y además, me encanta que se puede utilizar incluso en la ducha, mientras esperamos que la mascarilla del cabello nos haga efecto.

Lógicamente, tendremos mucho cuidado de no golpear la varilla ni dejarla caer al suelo, porque es de vidrio y la podemos romper. Teniendo esto en cuenta, podemos tenerla para mucho tiempo, porque el desgaste que sufre con su uso es inapreciable.

Podemos utilizarla en uñas de manos y de pies y la desinfectaremos con alcohol o con lo que acostumbremos a desinfectar nuestros utensilios de manicura y pedicura. Yo personalmente, me voy a comprar otra de otro color para utilizarlas, una para manos y otra para pies. Su precio, poco más de 5 €.


Como habéis visto a lo largo de todo el post, en casa no soy la única que se ha enamorado del Magic Stick. Hacerse la manicura con él es tan fácil que hasta vuestro chico lucirá unas uñas estupendas.



¿Os ha gustado el tutorial de hoy? ¿queréis más entradas con cuidados y consejos para chicos?



Image and video hosting by TinyPic

Quizá te interese