Tinte de pestañas en casa


Hoy os traigo un tutorial de cómo teñir vuestras pestañas en casa. Cuando en su día yo estudié estética, hacía tinte y permanente de pestañas con mucha frecuencia.

A mi misma, me teñí infinidad de veces las pestañas; permanentes las hice a todo en mundo menos a mi  porque resultaba como imposible ponerme los rulos yo sola y aplicarme los productos sin mirar :-P

El caso, es que no sé muy bien por qué motivo, un buen día dejé de hacerlo. Simplemente se me debieron acabar los productos y no los renové. Pero he comprado nuevamente lo necesario y he pensado haceros un tutorial por si os apetece hacerlo vosotras.


No es nada complicado, lo que sí que es muy importante, es disponer de los productos adecuados. No cualquier tinte sirve para la zona oftalmológica, necesitamos uno específico y su propia oxigenada. Yo he comprado el tono número 1 que corresponde al color negro intenso, pero podéis encontrar otros tonos más naturales como grafito, marrón claro, marrón oscuro... o incluso de fantasía como azul, rojo o violeta.

Estos productos que yo os muestro, los compro en tiendas especializadas en productos de estética para profesionales, pero estoy segura de que no os costará encontrarlos. Además son muy económicos, dan para varias aplicaciones y los hay de muchas marcas de calidad profesional. 



Lo primero que debemos hacer, es preparar todo el material y dejarlo listo para que no nos falte algo a mitad del proceso y tengamos que interrumpirlo. Será un proceso corto y así lo hacemos cómodamente.

Una vez todo listo, nos vamos a desmaquillar los ojos a conciencia. Muy importante tener las pestañas libres de cualquier tipo de maquillaje y sin restos de grasa. Usaremos un desmaquillador libre de aceites y luego aclararemos bien con agua y secaremos totalmente.

Vamos a utilizar un esparadrapo de papel que lo podéis encontrar en cualquier farmacia. Cortaremos dos pedacitos del largo aproximado de nuestro ojo y los colocaremos en el párpado inferior, justo por debajo de las pestañas para evitar manchar la piel. También venden unas medias lunas de este mismo tejido, pero cuestan de encontrar y son bastante más caras. Otra alternativa, es poner vaselina alrededor de los ojos, pero con mucho cuidado de no manchar las pestañas porque sino, no nos cogerían el tinte.

Ya tenemos todo el material preparado, los ojos limpios y secos y protegido el párpado. Ahora vamos a hacer la mezcla del tinte. Es importante hacerlo en un recipiente que no sea de metal y no utilizar cucharila ni similar. El tinte no debe entrar en contacto con objetos metálicos. Yo uso un vasito de cristal y un palito de naranjo para remover la mezcla hasta que quede cremosita y homogénea.

Cada casa te indicará la cantidad de cada uno de los productos que necesitas utilizar para teñir tus pestañas. En mi caso, esta marca recomienda poner 10 gotas del oxidante líquido por 2 centímetros del colorante en crema. Es importante respetar esta proporción.

Con ayuda de un aplicador de máscara de pestañas desechable (o uno limpio de una máscara que ya hayas terminado), vamos a poner sobre nuestras pestañas el tinte como si de una máscara de pestañas se tratase. Hay que tener cuidado de no acercarnos excesivamente a la raíz de la pestaña ya que el producto aunque está pensado para la zona ocular, no debe entrar en ella.

El tinte debemos tenerlo puesto en las pestañas durante el tiempo que recomiende el fabricante del producto. En este caso, deben ser unos 2 minutos para un efecto muy natural, unos 5 si queremos un efecto más marcado y hasta 10 si queremos un color muy intenso. Yo acostumbro a dejármelo 10 minutos porque me gusta que mis pestañas queden muy negras.

Una vez transcurrido el tiempo de exposición del producto, lo retiraremos con cuidado con ayuda de unos bastoncillos de algodón para los oídos y luego aclararemos con agua y unos discos de algodón, repitiendo hasta que los discos salgan limpios.



Esta es una alternativa muy fácil y muy eficaz para aquellas que no os atreváis a poneros las extensiones de pestañas como os explicaba en esta entrada. 

También es ideal para el tiempo de calor en el que vamos a la playa y a la piscina y no solemos maquillar nuestras pestañas.

Al final de este vídeo podéis ver el procedimiento para teñir a otra persona, pero veis que es muy fácil y que perfectamente se lo puede hacer una misma.






Edito esta entrada, porque chafardeando en la web de Beter he visto algo que me ha ha gustado y me he puesto a investigar... creo que es una opción más que interesante para aquellas a las que os de miedo el tinte de pestañas convencional. Más fácil y más limpio no puede ser. Mirad el video y ya me decís...








Este es el kit y contiene todo lo necesario para teñirnos las pestañas y las cejas y se vende en dos tonos. Uno marrón más natural y otro negro, más intenso.


Y el paso a paso que es como habéis visto en el vídeo




¿Os animáis a probarlo, verdad? Es tan sencillo como aplicar una máscara de pestañas y los efectos duran unas seis u ocho semanas.
Image and video hosting by TinyPic

Quizá te interese