Decoración de uñas con esmalte permanente: celdillas, escamas, lunares, marmoleado...



Hoy os traigo una nueva propuesta para decorar vuestras uñas de esmaltado permanente haciendo topitos, escamas, celdillas...

Con la misma técnica que hoy os explico, se pueden obtener resultados muy distintos y es muy fácil de hacer.

Además de los producto habituales para hacer una manicura de esmaltado permanente, vamos a necesitar una herramienta de punteado o algo que nos haga el apaño.

Personalmente, considero que son muy útiles, por lo que si os gusta el nailart, os aconsejo que os hagáis con alguna porque salen muy baratas. Podéis encontrarlas en tiendas especializadas si buscáis algo más profesional, pero también las he visto en bazares y online.



Para esta manicura, he escogido dos colores de reciente incorporación a mi colección de esmaltes. Pertenecen los dos a las novedades de primavera de GelLack.

Pink Candy es un rosa chicle con un punto fluor y Delicious Pink es un rosa fuerte con efecto gelly, ideal para esta manicura que os enseño.

Empezaremos preparando nuestra la de la forma acostumbrada. Daremos forma con la lima, trabajaremos bien las pieles y sacaremos el brillo natural con ayuda de un taco.

Retiraremos con cuidado el exceso de polvo y aplicaremos un primer sin ácido si es que acostumbramos a poner primer. Yo, si saco brillo no lo suelo poner y si no paso el taco, entonces si que pongo el primer.

Aplicamos una capa finita del gel base y curamos en lámpara el tiempo que indique la marca.

Aplicamos una primera capa de color y curamos. Aplicamos una segunda capa de color y nuevamente curamos en lámpara.

Ahora es cuando viene lo distinto a lo habitual. Vamos a proceder a aplicar una tercera capa de color en un tono que contraste con el primero que hayamos aplicado y esta vez, no vamos a curar en lámpara.

Ponemos una gota generosa del gel brillo de acabado en una superficie de cristal y con ayuda de la herramienta de punteado, iremos tomando producto y aplicándolo sobre la uña creando el diseño que nos guste. Para crear este efecto, el brillo del GelLack es ideal, porque tiene una consistencia perfecta. Es espesito pero manejable.He probado con otros menos densos pero el resultado no es igual de bonito, a mi gusto.

Hay que tener en cuenta que la gotita de esmalte se expandirá y al hacerlo, arrastrará el color que no hemos curado y así se consigue el efecto que veis.

En función del tamaño de las gotitas que pongamos sobre la uña, del tamaño de la herramienta de punteado, del tiempo que dejemos para que el producto se expanda, de la separación entre puntos, de los tonos elegidos y lo constrastados o similares que sean , conseguiremos diferentes resultados.

Decoraremos uña por uña, haciendo un sellado entre una y otra de unos segundos en lámpara para que el gel no se mueva por la superficie de la uña.

Una vez acabadas de decorar todas las uñas, procedemos a curar por el tiempo que la marca recomiende.

Yo en este caso, puse a la manicura de Laura, unas colitas de sirena para dar brillo a las puntitas de la uña, pero esto es totalmente opcional.

Aplicamos brillo de acabado sobre toda la superficie de la uña y sellando el borde libre y curamos de nuevo.

Limpiamos las uñas con el producto de finalizado que recomiende la marca y ya podremos hidratar nuestras cutículas con un buen aceite.



Image and video hosting by TinyPic

Quizá te interese