Huile Prodigieuse de Nuxe, el aceite prodigioso


Soy una apasionada de los aceites en general, tanto para el cabello como para el cuerpo. Me parecen unos productos estupendos, fáciles y cómodos de usar y con una propiedades excelentes.

Entre los productos favoritos del año pasado, os destacaba este aceite cuyo nombre no puede estar mejor elegido, porque realmente se trata de un aceite prodigioso.

Un producto versátil y multiusos. Un gusto para los sentidos. Sublima la piel de cuerpo y rostro, suaviza el cabello, mejora al instante las texturas, aporta un aroma increíble... bueno, amor del verdadero.


Este es un aceite seco que nutre, repara y protege el rostro, el cuerpo y el cabello, gracias a su concentración de Aceites Vegetales Preciosos (30%  entre Borraja, Hierba de San Juan, Almendra Dulce, Camelia, Avellana y Macadamia) y de Vitamina E.

Está elaborado a base de ingredientes naturales en casi un 98%. No contiene parabenos, ni siliconas, ni alcoholes, ni aceites minerales.

No me canso de comprarlo una y otra vez. En serio, quien lo ha probado sabe lo que quiero decir... se trata de un producto que no puede faltar en vuestro tocador.

Huile Prodigieuse fue el primer aceite multifunciones y multiusos que se vendió en farmacias y su primera aparición en el mercado fue en el año 1991.

Existe una versión con nácar de oro, que en pieles bronceadas queda espectacular. Pero habitualmente no es el que yo gasto, porque nunca me pongo morena. Si bien, deja un alo de brillo muy sutil, muy favorecedor y duradero.


¿Y dónde podemos aplicar esta maravilla?

Pues como ya he dicho, en cabello y cuerpo; pero también en el rostro, incluso sobre los labios.

Aplicado sobre el cabello limpio, podemos reducir el encrespado, suavizar las puntas, aportarle brillo, sedosidad... En ocasiones he utilizado el producto como mascarilla capilar prelavado y el resultado no os lo podéis llegar ni a imaginar... un brillo espectacular.

Pulverizado sobre el cuerpo, deja la piel más flexible, suavisima y delicadamente perfumada. Se nota hidratada al tacto e incluso a la vista, su aspecto es sensiblemente mejor. También puedes usarlo mezclándolo con tu crema de cuerpo habitual.

Y sobre el rostro, actúa aportando hidratación y jugosidad a la piel. Para la piel del rostro y a modo de iluminador, el aceite con nácar de oro es precioso. Si lo aplicas mezclado con tu base de maquillaje, o lo pones por el rostro antes de aplicarla, la luz y la jugosidad de tu piel van a enamorar.

 Destaco algo que a mi personalmente me gusta de este producto y es que no deja la piel brillante, sino luminosa.

Podemos utilizarlo mezclado con nuestra crema habitual o incluso para enriquecer nuestras mascarillas faciales con él.

También podemos añadir unas cuantas gotas de aceite al agua del baño y darnos un baño perfumado y nutritivo a la vez.



Sus notas aromáticas de salida son naranja marga, azahar y mirabel; corazón floral con base de rosa, muguet y azucena. Todo ello combinado crea un aroma muy sensual con un toque amaderado y atalcado del cedro, la vainilla y el ambar.

En cuanto al precio, la versión clásica sale por unos 30€ los 100 ml y la versión Or cuesta unos 40€ los 100 ml.

Existe también un envase más pequeño y económico, pero no lleva atomizador y personalmente, prefiero el formato que sí que lo incluye porque considero que se aprovecha mucho mejor el producto.

Como curiosidad, destacar que se rumorea, que cada cinco segundos, en alguna parte del mundo, alguien compra este aceite prodigioso y lo entiendo... es irresistible.



Image and video hosting by TinyPic

Quizá te interese