No puedo dormir


Hoy vengo a hablar de nuevo sobre un tema que afecta a un amplio sector de la población, los problemas para dormir. En tiempos revueltos, es normal que a todos se nos alteren los ciclos circadianos.

Hace casi un año, en esta entrada, daba algunos consejos y hablaba de algunos productos que pueden ayudarnos a conciliar el sueño en caso de que nos cueste hacerlo.

El 84% de la población española sufre de estrés y el 64% sufre de problemas para dormir. Quiere decir que más de la mitad de la población de nuestro país tenemos problemas para dormir o los hemos tenido alguna vez, siendo de las mujeres el porcentaje más alto. El 15% de la población, sufre insomnio de manera habitual.

Un alto porcentaje de los habitantes de España, la friolera del 72% , nos llevamos a la cama nuestros problemas cosa que dificulta todavía más el hecho de conciliar el sueño y tener un buen descanso.

¿Y qué ocurre cuando no dormimos o cuando dormimos mal?  pues ocurre que se nos agria el carácter, nos volvemos irritables y nos da pereza afrontar el día porque ya amanecemos cansados. Eso por no hablar de la opacidad de nuestra piel, las ojeras...

Siempre se dice que cada persona es un mundo... pero por norma general, necesitamos 7 u 8 horas de sueño para sentirnos bien. Los hombres un poquito menos que las mujeres y conforme nos vamos haciendo mayores, también necesitamos dormir menos.


Muchas veces, en un momento de desesperación y después de haber probado todos los remedios caseros habidos y por haber (contar ovejitas, baño antes de dormir, leche calentita con miel, un ratito de meditación, ejercicios de relajación, respiraciones profundas y controladas, infusiones, leer un ratito respetar los horarios, una bruma de almohada, música relajante...) cuando todo esto no funciona, decidimos ir a la farmacia en busca de la panacea. Y aquí es cuando debemos tener cuidado.




Solemos ser reacios a tomar medicamentos para dormir, sin embargo, cuando vamos a la farmacia y nos dan algo tipo Dormidina ¿sabemos lo que estamos tomando? ¿Es acaso esto más natural?

Os voy a sorprender, o al menos yo me quedé de una pieza cuando me enteré del principal activo de la famosa Dormidina que se vende en varias concentraciones.


La dormidina según el Vademecum es Doxilamina succinato, vamos a ver que será...


Como véis, en las indicaciones de este medicamento se dice que se trata de un tratamiento puntual para el insomnio ocasional, pero si leemos el mecanismo de acción se trata de un antihistamínico de los de primera generación, sí, de esos que hace años dejaron de administrarse a los pacientes afectados por alergia porque los efectos secundarios que tenían eran de aupa y que te hacían ir zombi perdido por la vida...



Y yo muchas veces me planteo que las medicaciones en muchas ocasiones nos ayudan, pero que en otras muchas, nos perjudican más de lo que nos ayudan... Somos reacios a tomarnos un somnífero y sin embargo, le ponen una caja bonita al medicamento y un nombre mono y nos venden la moto... Por favor, no quiero que nadie se de por aludido ni se sienta ofendido, pero personalmente, me molesta que me quieran dar gato por liebre y yo misma tomé esta medicación porque era lo que había.

Cuando una investiga un poco, descubre que el abanico de posibilidades es mucho más amplio y que contamos con sustancias que nuestro organismo genera de forma natural como por ejemplo la serotonina, la melatonina o los triptofanos... que no van a tratar solamente el momento puntual induciéndonos al sueño, sino que nos ayudarán a regular nuestros ciclos de sueño.

Hoy por hoy, si alguien me pregunta qué puede tomar como ayuda para combatir su insomnio, puedo decirle lo que a mi personalmente me funciona y que yo elijo como opciones más naturales y menos perjudiciales para mi cuerpo.


Os hablaba en este enlace de las Flores de Bach, pues bien, hay la versión noche que funciona de maravilla y además, noto claramente que en cuanto la tomo, mi cabeza baja mucho el ritmo de comedura de coco e incluso me despierto menos veces a lo largo de la noche.



Otra opción muy válida y que os recomiendo por experiencia personal, el compuesto de Micebrina Buenas noches. Tiene acción sedante y relajante y además favorece la fase inductora del sueño. Con estas cápsulas me pasa también que me despierto menos veces a lo largo de la noche.




Y como os comentaba antes pues melatonina, triptófanos, serotonina... 

La melatonina, para mi es la más efectiva a corto plazo, porque en cuanto la tomas, dejas pasar unos minutos y ya notas como tu cuerpo ha bajado el ritmo y pide irse a dormir.

Triptófanos y serotonina, los tomo más a modo de reguladores de mis ciclos circadianos. Cuando noto que tengo una época en que me cuesta más seguir un ritmo normal, suelo recurrir a ellos durante el día para ayudarme a conciliar el sueño por la noche.





Por supuesto, también están las clásicas valerianas, pasiflora, melisa, tila, amapola de california... ¿quién no las ha tomado alguna vez en una situación de nervios? un examen, un disgusto, la noche antes de irte de vacaciones, antes de una cita importante o una entrevista de trabajo..

En cualquier caso, te aconsejo que siempre te pongas en manos de un especialista que sea quien valore tu caso, las interacciones de lo que puedas tomar y te haga un tratamiento a la medida de tus necesidades. Sobra decir, que no hay que automedicarse.



Image and video hosting by TinyPic

Quizá te interese