Manicuras Grafic y Croco con esmaltes D’Orleac




Creo que fue a finales de julio, que se pusieron en contacto conmigo las chicas de Birchbox para proponerme un reto. Tenía que realizar una manicura de efecto craquelado y otra de efecto piel de serpiente y explicaros en un paso a paso claro y sencillo, la manera de hacer estas manicuras.

Como me pareció divertido, les dije que sí y bueno, pues a eso vamos... a ver qué tal se nos da el tema.

Antes de empezar, os presento los esmaltes utilizados para ambas manicuras, son de la marca de maquillaje profesional D’Orleac. Os hablé aquí de esta marca. Como vais a ver, las manicuras de hoy las he realizado con tres tipos de esmaltes: los convencionales, los croco y los croco grafic.


Me he enamorado profundamente del esmalte plateado, porque su efecto espejo es ultrabonito. Nunca habia tenido un esmalte similar. ¿No os parece precioso?

¿Preparadas para el paso a paso de cada manicura? Pues vamos allá.




MANICURA EFECTO CRAQUELADO

Lo primero que tenemos que hacer es preparar la uña antes de esmaltarla: empujar las cutículas para tener una superficie de esmaltado limpia y sin pielecitas, cortar si es necesario y dar forma con la lima.

Una vez tengamos nuestras uñas preparadas, aplicaremos una base protectora de nuestra uña, para protegerla y crear un lienzo perfecto listo para recibir el esmalte de color. Este paso es importante, ya que la base protectora, además ayuda a que la permanencia de la manicura sea mucho mayor.

Aplicamos una capa fina del esmalte del color que más nos guste y dejamos secar bien antes de aplicar una segunda capa también muy fina. Poner las capas finitas, hace que nuestro esmalte seque más rápido y por tanto, acortamos tiempos de espera.

Vamos a dejar que nuestras uñas estén completamente secas antes de seguir con el esmaltado. Una vez secas al 100%, seguiremos con la manicura.


Para craquelar, vamos a utilizar un esmalte especial que consiga este efecto. Escogeremos uno que haga contraste con el color que hayamos elegido como base para nuestras uñas, porque vamos a conseguir un efecto mucho más bonito y llamativo.

Aplica generosamente el esmalte craquelador y verás como de forma casi instantánea comienza a romperse y a crear el dibujo en tus uñas. Tardarás unos segundos en tener una manicura así ¿te gusta?

Si aplicas el esmalte de craquelado sobre tu uña desnuda, no vas a conseguir este efecto, ya que necesita de otro esmalte debajo para conseguir romperse y así crear el efecto. Te quedará una manicura mate y opaca.






MANICURA EFECTO PIEL DE SERPIENTE

Lo primero que tenemos que hacer es preparar la uña antes de esmaltarla: empujar las cutículas para tener una superficie de esmaltado limpia y sin pielecitas, cortar si es necesario y dar forma con la lima.

Una vez tengamos nuestras uñas preparadas, aplicaremos una base protectora de nuestra uña, para protegerla y crear un lienzo perfecto listo para recibir el esmalte de color. Este paso es importante, ya que la base protectora, además ayuda a que la permanencia de la manicura sea mucho mayor.

Aplicamos una capa fina del esmalte del color que más nos guste y dejamos secar bien antes de aplicar una segunda capa también muy fina. Poner las capas finitas, hace que nuestro esmalte seque más rápido y por tanto, acortamos tiempos de espera.

Y ahora surge la principal diferencia con la manicura anterior. NO vamos a dejar que nuestras uñas estén completamente secas sino que cuando estén a medio secar seguiremos con nuestra manicura.



Para craquelar, vamos a utilizar un esmalte especial que consiga el efecto piel de serpiente. Escogeremos uno que haga contraste con el color que hayamos elegido como base para nuestras uñas, porque vamos a conseguir un efecto mucho más bonito y llamativo.

Aplicaremos una capa ni fina ni gruesa del esmalte craquelador. En esta ocasión, el resultado no será al cabo de unos segundos, sino que tardaremos aproximadamente un minutos en ver como se ha tranformado nuestro esmaltado. Poco a poco, el esmalte se va a ir rompiendo y creará este dibujo en tus uñas¿te gusta?

Si aplicas el esmalte de craquelado piel de serpiente sobre tu uña desnuda, por el contrario que con el anterior craquelador, vas a conseguir otro efecto distinto. O sea, el esmalte se va a arrugar lentamente consiguiendo un efecto de piel de serpiente casi realista. Os enseño, ¡me ha resultado supercurioso! En casa, a mi hijo le ha entusiasmado y sin embargo mi marido me decía que se me había estropeado la manicura jajajajajajaja ¿Os gusta? ¿Lo llevaríais así?




A TENER EN CUENTA

La primera manicura, la de efecto craquelado, tardarás muy poco tiempo en aprender a hacértela, ya que la clave del éxito está en dejar secar bien las uñas antes de proceder a utilizar el esmalte craquelador.

La segunda manicura, personalmente he tardado un par de pruebas o tres en conseguir cogerle el truco, porque hay que dar con el momento bueno de secado para que el efecto de craquelado sea evidente y bonito.

Influyen distintos factores a la hora de que un esmalte se seque y tenga la consistencia adecuada. Depende de la temperatura ambiente. Lógicamente no secará igual un esmalte al sol que en una habitación delante del ventilador o con aire acondicionado. Tendrás que aprender a medir tus tiempos.

También hay que tener en cuenta que no todos los esmaltes tienen el mismo tiempo de secado. Además, hay colores que secan más rápidos y otros que secan más lentos.

Nuestra temperatura corporal influye además en el tiempo de secado de los esmaltes. Hay personas que siempre tienen las manos frías y personas que siempre las tienen calentitas.

Y ¿qué más influye en el secado? Pues una cosa tan evidente como el grosor de las capas de esmalte que hayamos aplicado. Lógicamente cuanto más gruesa es la capa, más tiempo tarda en secarse. Es un poco perogrullada, pero hay que tenerlo en cuenta porque a veces no somos conscientes de que a unas uñas les hemos aplicado mayor cantidad de producto que a otras.





 



Image and video hosting by TinyPic

Quizá te interese