Mi tercera experiencia con la Queratina Mag Magnifica



Esta semana he repetido por tercera vez, el alisado de la queratina Magnifica. Y sí, lo admito, estoy enamorada de mi pelo ¿para qué negarlo?

Antes de conocer este tratamiento reestructurador del cabello, visitaba mi peluquería religiosamente cada mes para cortar las puntas porque se me abrían una barbaridad. Así, que por más que yo me empeñaba en lucir una larga cabellera, mis puntas abiertas y pajizas me lo impedían.

Yo siempre he sido del parecer, que para tener el cabello estropeado, prefería tenerlo más corto, pero sano... y en fin, lo que decía, que algún mes, me saltaba el ritual del corte, pero lo único que conseguía es que al siguiente mes, en vez de un centímetro me tuviesen que cortar uno y medio o dos. Con lo cual, adelantaba muy poco o nada.

Empecé a nadar habitualmente tanto en invierno como en verano y con ello, el secador entró en mi vida (hasta hace bien poquito, no lo utilizaba casi nunca). Y claro, motivo de más para que mi cabello se resintiese...

El caso, es que a través de mi amiga Noelia (un besito, guapa), conocí el tratamiento Magnifica y el resto ya lo sabéis. Pero os sigo contando la experiencia...



La última vez que me lo hice, fue a principios de este año, por lo que ya había pasado nueve meses largos y me tocaba repetir. Consulté por mis redes sociales y todas me aconsejásteis que me esperase a final de verano para hacerme el tratamiento y así restaurar los posibles daños del sol y demás en mi pelo. 

Es curioso, la primera vez que me hice el tratamiento, el cabello me aguantó muy bien durante cinco meses aproximadamente. La segunda ha sido casi el doble de tiempo. Ya os contaré el resultado de esta tercera.

El caso, es que lo comenté con mi peluquera (un beso, Juana) y me dijo que es normal, ya que este tratamiento, se guarda en la memoria del cabello y que con cada aplicación, se mejora su estructura y se pueden espaciar tiempos entre aplicación y aplicación. Total, que la próxima vez me veo que me toque al año o más jajajajajajaja pero no dejaré de hacérmelo.

Esta última vez, no ha sido en mi peluquería magnifica habitual que me lo hecho, ya que mi peluquera fue a hacer una presentación del producto a Global Concept Hair, una cadena de cerca de 400 peluquerías que ya trabajan con Magnífica y me llevó con ella.



Pero os voy a contar una cosa... Resulta que mi hermana, no vive en mi misma ciudad, sino que nos separan casi mil kilómetros. Viendo los resultados que este tratamiento había conseguido en mi melena, pidió a su peluquera que llevase hasta su ciudad el tratamiento de Magnífica y este verano su peluquera se lo hizo a ella y a una amiga. Y estos fueron los resultados.



Una curiosidad, es que una vez aplicada la queratina y pasado el tiempo de exposición, el producto se retira por completo con agua. Quiere decir, que se trabaja solamente con la queratina que ha penetrado en el interior del cabello. No forma película plástica en el tubo de cada pelo, sino que trabaja desde dentro, por eso es reestructurante y deja la melena tan sanota.

Os comento algo que ocurrió esta última vez, para que si os sucede en vuestra peluquería, sepáis que no pasa nada. Resulta que el producto que se aplica para la reestructuración/alisado, es completamente incoloro y una vez aplicado en el cabello, no se ve. Tampoco se nota al tacto su textura, por lo que si no queda muy muy bien enjuagado, luego el cabello se enreda mientras se pasa plancha. Si esto ocurre, es tan fácil de solucionar como ir a la pica, pasar otra vez el agua para enjuagar bien el resto de producto y listo para volver a planchar.




Ahora os hago un poco de histórico para quienes os apetezca ver la evolución de mi melena...


En esta primera imagen, podeis ver mi cabello natural. Como se aprecia, mi pelo es muy rizado de forma natural y de tirabuzones marcados.





Esta segunda imagen, es la de cómo llego mi cabello hasta Magnifica (después de un alisado japonés que no me alisó y me destrozó la melena hasta el punto de tenerla que cortar). Como véis, el rizo completamente deshecho, desgarbado y el pelo fosco, sin vida, sin brillo...




Después del primer tratamiento, y ya habiendo lavado el pelo en casa y sin utilizar secador ni nada, esta era la apariencia de mi melena... yo creo que una imagen vale más que mil palabras... (Se nota la punta marcada, porque justo me quité la coleta para hacerme la foto :-P )




Días antes de hacerme este tercer tratamiento, este era el estado de mi melena. La foto está tomada el día del evento de Birchbox, que estuve maquillando en Hoss Intropia. Como véis, ha crecido muchiiiiiisimo (porque no se me estropea y no me lo tengo que andar cortando) y ya se empiezan a intuir las formas de los rizos. Nada exagerado, pero ya no lo tenía liso completamente. 


Esta foto, que muchos ya la habéis visto por instagram, está tomada justo al acabar de aplicarme el tratamiento de queratina. ¿Os dais cuenta de qué brillo? pue sno os podéis imaginar la suavidad... ¡no me canso de tocarme el pelo! 




Y por último, os dejo esta foto dos días después de haberme hecho el alisado y ya habiendo lavado en casa el cabello. Está simplemente lavado con un champú sin sal y sin mascarilla ni acondicinador ni nada. Tampoco utilicé secador, mi cabello se secó al aire por la calle. ¿Qué os parece el resultado? A mi, ¡espectacular!


Image and video hosting by TinyPic

Quizá te interese