Cómo aplicar correctamente una mascarilla capilar


Hoy os traigo una entrada sobre un tema que considero que a mucha gente le puede interesar: cómo aplicar una mascarilla capilar de forma correcta.

 Quiero dar las gracias a las chicas de Brasil y Belleza por este consejo que me dieron al ir a comprar a su tienda y que enseguida puse en práctica. Os aseguro que se nota la diferencia en muy poco tiempo.

Sé que de entrada, quizá os resulte sorprendente, porque el hecho de aplicar una mascarilla en el cabello, parece que no tenga mucho misterio ¿verdad? Pues deciros que la inmensa mayoría de las personas, la aplicamos de forma incorrecta.

Vamos por pasos.



Lo primero que tenemos que hacer, es lavar el cabello con nuestro champú habitual. Este paso es importante por dos motivos, primero porque limpiamos el cuero cabelludo y segundo porque el ph del champú hace que se abra la cutícula del cabello facilitando que el tratamiento que aplicamos después penetre en el tubo capilar. Puedes dar una o dos pasadas de champú, eso queda a tu criterio y costumbre. Yo suelo dar solamente una porque me lavo el cabello prácticamente a diario (porque nado casi a diario y hay que eliminar bien el cloro).

Una vez limpio y aclarado el cabello en profundidad, vamos a eliminar de él el máximo de agua posible. Incluso, puedes presionarlo con una toalla para evitar el exceso de humedad.Esto hará que la mascarilla se fije mejor en la superficie del cabello.

Una vez quitado el exceso de humedad, aplicaremos la mascarilla con los dedos, trabajando mechón por mechón hasta completar toda la melena.

Trabajar el producto con los dedos y masajear cada mechón, ayuda a que los principios activos de la mascarilla, penetren mejor en la fibra capilar.

Cada mascarilla, tiene un tiempo de actuado, pasado el cual, sus principios ya no van a actuar más por más tiempo que la dejemos en el cabello. Por lo que aquello de "me pongo la mascarilla y me la dejo actuar toda la noche", es un poco absurdo, no se consigue mejor resultado.

Sí que podemos ayudar a que los principios activos penetren mejor en la fibra, por ejemplo envolviendo durante el tiempo recomendado de exposición, la melena en una toalla mojada en agua caliente.

Pasado el tiempo establecido por el fabricante, vamos a retirar muy bien todo el producto del cabello. El enjuagado debe de ser muy meticuloso, ya que así evitaremos que el cabello pese o se ensucie antes.

Hasta aquí, más o menos todo el mundo hemos seguido bien los pasos... Lo que viene a continuación, es lo que quizá a algunos os resulte chocante. Antes os comentaba que el champú abre la cutícula del cabello, la mascarilla libera sus principios activos a través de la cutícula abierta, pero no cierra la cutícula. Esto quiere decir, que tal y como los principios activos entran, dependerá de lo que hagamos después, permanecerán en nuestra cutícula durante más o menos tiempo.

Una vez enjuagada la mascarilla, lo ideal es aplicar una crema acondicionadora, bien sea de las que se aclaran con agua o de las que no necesitan aclarado. Las cremas acondicionadoras, tienen la misión de cerrar nuevamente la cutícula del cabello, por lo que sellan el tubo y evitan que los nutrientes que hemos dados a la melena se pierdan con facilidad.

Por tanto, tanto si utilizas mascarilla como si no la utilizas, lo que no puede faltar tras un lavado de cabeza, es un buen acondicionador para el cabello.

Prueba este sencillo truco y verás como la salud de tu melena te lo agradece.



Image and video hosting by TinyPic

Quizá te interese