Mis favoritos del 2014 para uñas

Seguimos con mis favoritos para el 2014 que hoy termina. Esta entrada va dedicada a lo que durante este año ha destacado en cuanto a productos para uñas.

Voy a intentar ser lo más escueta posible, porque ya me veo que como sea un poco flexible, este post no termina antes de las uvas je je je.



Como no puede ser de otra forma, este año se lleva la mención de honor en esta categoría el kit de uñas GelLak de Depend que en España lo distribuye Beter, por ser con mucha diferencia lo que más he utilizado para mis manicuras y pedicuras.

Fácil de usar, rápido, cómodo, limpio... Un kit muy económico que incluye lo necesario para un esmaltado de uñas permanente y unos esmaltes con gran variedad de colores y con una muy buena calidad a un precio mini. Me encanta su lámpara, tiene potencia y ocupa poquísimo espacio. Lo guardas todo en cualquier rinconcito y te aseguras de que tus manicuras duren y duren y duren...




En cuanto a lo que a esmaltes permanentes se refiere, en esta entrada os hice una reseña con las marcas con las que yo suelo trabajar mis manicuras.


Me encanta el juego que dan este tipo de esmaltes porque te permiten de forma fácil realizarte manicuras sencillas, facilonascombinar colores, degradados, hacer decoraciones simples, sofisticadas, con water decals... Y también te permiten ser creativa y hacer inventos



En lo que se refiere a esmaltes convencionales, he usado muchas marcas y los tengo de muy distintos acabados. Me cuesta decidirme por unos solos, porque de cada marca, me quedo con alguno por motivos distintos.


Los rojos de Mavala me fascinan, me parecen increibles. Todos preciosos y además me aguantan muchisimo las manicuras cuando me los pongo. Podéis ver por mis redes sociales cuantos tengo, ¡me encantan!



Si buscas esmaltes que duren mucho en tus uñas, una gama de color interminable y un brillo duradero, como a mi, a ti también te encantarán los esmaltes de la gama Vinylux de CND. Otra gran ventaja que les veo a estos esmaltes, es que los encuentras también en los mismos tonos que los permanentes Shellac, con lo cual, puedes alargar la vida de tu manicura permanente y espaciarlas.




Por ejemplo, destaco los esmaltes de Masglo, que también me parecen de los más duraderos y tienen una gama de colores muy amplia. Habéis podido ver a lo largo del año en mis redes sociales que los he ido sacando a menudo.


Los esmaltes de Flormar también me gustan mucho porque tienen unos acabados preciosos. Son asequibles y fáciles de encontrar.


Y no pueden faltar entre mis favoritos, los esmaltes de Peggy Sage. No son seguramente los más económicos, pero dada su calidad, personalmente los considero una opción excelente. Además, tienen formato grande y formato pequeño, que te permite tener más colores por menos precio.




Con los esmaltes de Kiko, tengo una relación de amor odio. Tengo unos cuantos pero realmente los uso muy poco porque se me caen a tozos de las uñas, literalmente. Así que sí, su gama de color es muy amplia, sus acabados son muy distintos, su precio es asequible... pero personalmente no los recomiendo porque a mi no me van bien, aunque sé de chicas que están encantadas con ellos.


Como prebase de uñas no uso siempre la misma, voy cambiando en función a las necesidades de la uña en ese momento. No necesitamos la misma base si tenemos las uñas frágiles que si las tenemos estriadas o si las queremos blanquear...



Por lo general, mis bases favoritas son las de Mavala, noto que realmente cumplen su función y que las uñas agradecen su uso. Y su endurecedor es todo un clásico, ¿quién no lo ha tenido en casa y lo ha visto usar a su abuela, a su madre...?





Como top coats me debato entre Opi y Essie. Me gustan por igual y los utilizo indistintamente.




Para desmaquillar mis uñas, este año he apostado con los quitaesmaltes de Peggy Sage, tanto para esmaltados convencionales como para esmaltados permanentes. Los hay en diferentes versiones (con acetona, sin acetona, para esmaltes permanentes...) y en diferentes tamaños, ideal para pequeñas o grandes consumidoras. Yo, como gasto bastante producto, suelo utilizar los formatos profesionales, que salen muy bien de precio.



Si tengo que elegir las herramientas que me han acompañados durante este año y que para mi son indispensables cuando me pongo a maquillar mis uñas son dos.  El Magic Stick de Beter y una simple dooting tool que me sirve de comodin para todo (para francesa, para lunaritos, para limpiar si me salgo...)



Voy a destacar el serum de manos spa de flor de loto de Peggy Sage, por lo hidratante que es, por su inmediata absorción y por su aroma delicado y absolutamente embriagador. ¡Es un gustazo usarlo!




Este año, mis cremas de manos por excelencia han sido las de The Body Shop. Me encanta el envase, lo encuentro muy cómodo y gustan mucho los aromas también. Además, para cuando mis manos están especialmente resecas, la crema de almendras me va sensacional.






Para hidratar mis cutículas, repito con el Solar Oil de CND, porque me parece un producto estupendo y se ha convertido en un imprescindible que uso diariamente. Además, para mi, una manicura sin este finalizador, no está terminada.





Y eso es todo ¿compartimos favoritos?









Image and video hosting by TinyPic

Quizá te interese